LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

14 de febrero de 2010

MAYAIMI

Por: Felipe Argote


Aunque la mayor parte de los pobladores de lo que ahora se conoce como Miami eran los indígenas Tequesta, el nombre de esta ciudad se le debe a los indios llamados Mayaimi que se situaban alrededor del lago Okeechobee, antes llamado Mayaimi y el rio Mayaimi o río de aguas claras según el lenguaje indígena. Luego llegó Ponce de León buscando la fuente de la juventud. De acuerdo a la versión de Hernando de Escalante Fontaneda, un español que naufragó de niño en Florida y fue criado por los indígenas durante 15 años, según fue publicado posteriormente en la “Historia de España en el Nuevo Mundo” de Antonio de Herrera y Tordesillas, publicado en 1575, Juan Ponce de León estuvo buscando la fuente de la juventud por estos parajes durante muchos años.

Ponce De León había dirigido la colonización de Puerto Rico. Allí fue donde escuchó las historias de que los indios de una región al norte iban cada cierto tiempo a una fuente en donde después de sumergirse un anciano podía recuperar su juventud, conseguir esposa y reproducir nuevos hijos. Ponce De León llegó a Florida en 1513, sin embargo nunca localizó ni él ni ningún otro español de los muchos que la buscaron, la mágica fuente de la eterna juventud.

Esta área jamás fue consolidada por los españoles ya que luego de múltiples campañas militares para colonizar a los indígenas no logran someterlos pero si exterminarlos. De paso los españoles logran instalar una misión en el siglo XVIII, la de Tagestas regentada por los jesuitas, desde donde intentaban convencer a los prisioneros mayamienses después de una serie de torturas por parte de los soldados, de que existía un Dios mejor que el suyo, lleno de bondad y sabiduría, y que si se sometían a sus torturadores iban a lograr la felicidad… después de la muerte. Finalmente los españoles abandonaron no solo Miami sino toda Florida llevándose como esclavos hacia Cuba a los últimos sobrevivientes del exterminio, producto del trabajo forzado aplicado por los colonizadores a los varones jóvenes que además separaban de las mujeres, evitando así su reproducción. Los indígenas actuales de Florida, los Seminoles, no son originarios de estas áreas, llegaron posteriormente de la actual Georgia, huyendo al terror del ejército de la naciente nación norteamericana que los perseguía como búfalos para enviar, según el plan, a todos los indios del país al territorio de Oklahoma.

El punto de inflexión en Miami se da en 1891 cuando Julia Tuttle adquiere 640 acres en la desembocadura del rio mayaimi, ahora conocido como rio Miami. Luego convenció a Henry Flager, el multimillonario propietario del ferrocarril Florida East Coast Railroad para que llevara la línea ferroviaria hasta Miami a fin de construir un lujoso hotel. Así se construyó el Hotel Ponce de León de 500 habitaciones el cual fue un éxito inmediato, apoyado por la leyenda de la fuente de la eterna juventud. Ese fue el inicio del gran crecimiento turístico de esta ciudad. En 1890 habian en el área 851 habitantes. Hoy viven 5 millones y medio de personas.

Actualmente Miami es la cuarta ciudad más poblada de los Estados Unidos. El 81% de su población es hispana, un 22% es negra y apenas un 12% es blanca no hispana. Es la ciudad de mayor inmigración en Norteamérica ya que el 60% de la población nació fuera de los Estados Unidos. El 34% nació en Cuba, el 6% en Nicaragua, el 5% en Haití, el 3% es hondureña, el 2% es dominicana y otro 2% es colombiana. En Miami el 67% de la población reconoce el español como su primer idioma contra apenas el 25% que dice que su primer idioma es el inglés. Esta gran inmigración ha determinado el surgimiento de barrios que llevan nombres de ciudades latinoamericanas y de otras partes del mundo. Aunque las más conocidas son Little Habana y Little Haití, también existen Little Bogotá, Little Caracas, Little Managua, Little Moscow y Little San Juan.

Evidentemente la mayor inmigración es la cubana, ya que durante la década del 60 llegaron y se quedaron a vivir en Miami medio millón de cubanos. Luego vino la gran inmigración de los llamados marielitos en 1980 en donde arribaron a las playas de Miami un total de 100,000 cubanos.

A pesar de ser la tercera ciudad estadounidense más rica y del evidente crecimiento vertiginoso de los negocios y el turismo Miami es actualmente la tercera ciudad de Estados Unidos con mayor índice de pobreza con 27% de su población, solo superada por Detroit en Michigan y el Paso Texas.

La ciudad fue devastada por el huracán Cleo en 1964 y luego ha sido duramente golpeada por el huracán Betsy en 1965, Andrew en 1992, y el Katrina y el Wilma en el 2005. Junto con Nassau, Bahamas y la Habana es una de las ciudades con mayores posibilidades de ser devastada por un huracán en el futuro. Esperamos que nunca suceda. La ciudad de Miami fue premiada como la ciudad más limpia de América por la revista Forbes debido a su calidad del aire, sus amplios espacios verdes, su programa de reciclaje y sus limpias calles y agua para el consumo humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario