LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

31 de enero de 2011

ROQUE CORDERO

Por: Felipe Argote


En este país, donde las calles y avenidas están llenas de nombres de quienes hicieron poco o nada por Panamá, donde se le yerguen grandes monumentos a políticos, a militares y a otros individuos con similares apellidos, muy pocos conocen el nombre de Roque Cordero. Este panameño es la mayor razón por la que se conoce el nombre de nuestro país en el ambiente musical clásico internacional, tanto por su larga trayectoria como por sus escritos, especialmente el curso de solfeo utilizado en la universidades de Panamá, Puerto Rico, México y Venezuela.

Roque Cordero nació en la ciudad de Panamá en 1917. Fue un autodidacta hasta su mayoría de edad, cuando ante su evidente genialidad musical fue atendido por Máximo Arrates Boza en el colegio Artes y Oficio y luego por Pedro Rebolledo y Herbert de Castro en el Conservatorio Nacional. Este último lo presentó al pianista Myrion Sheaffer de paso por Panamá, quien viendo su talento innato le tramitó una beca para hacer estudios de educación musical en la universidad de Minnesota en 1943 por nueve meses. Allí pasó a tomar clases de composición con el maestro austriaco Ernst Krenek en la universidad de Hamline. Obtuvo el bachellor of Art con suma Cum Laude. Luego estudia dirección de orquesta con Dimitri Mitropoulus quien se convierte en su tutor y mecenas. En su honor Roque le pone el nombre de Dimitri a su segundo hijo. Más tarde recibe la beca Guggenheim otorgada a los mejores artistas. Obtuvo diversas condecoraciones: el Premio Caro Boesi, del Festival Interamericano de Caracas por su Segunda Sinfonía y el Premio Internacional Koussevitzky para grabaciones, por el registro de su Concierto para violín y orquesta.

Regresó a Panamá para ocupar la posición de Director del Conservatorio Nacional y director de la orquesta sinfónica, para nuevamente trasladarse al extranjero donde llego a ocupar hasta su retiro la cátedra de composición musical de la universidad de Illinois. A su retiro fue declarado profesor distinguido emérito de esta universidad. Es el autor mas distinguido y prolífico que haya nacido en Panamá y a pesar de, cómo dijo en una entrevista en 1971,”tuve que irme con mi música a otra parte” siempre en sus composiciones musicales tuvo presente sus raíces. Prueba de ellos son sus composiciones para orquesta Capricho Interiorano (1939); Obertura Panameña N° 2 (1944); Rapsodia Campesina (1953),

Otras composiciones incluyen: Adagio Trágico para orquesta de cuerdas (1955), Sinfonía N° 2 (1956); Cinco Mensajes Breves (1959), Sinfonía con un Tema y Cinco Variaciones, N° 3 (1965); Elegía para orquesta de cuerdas (1973); Momentum Júbilo (l973); Seis Móviles (1975); Sinfonía N° 4, panameña, (1986), Fantasía Jubilosa (1994); Tributo Sinfónico a un Centenario (1997), entre otras. Para solista y orquesta ha compuesto Concierto para piano en mi menor (1944); Mensaje Fúnebre para clarinete solo y orquesta de cuerdas (1961); Concierto para violín (1962); Concertino para viola y orquesta de cuerda (1968); Concierto N° 2 para piano y orquesta (2001). Para piano, cabe mencionar, Preludio para la Cuna Vacía (1943); Nostalgia (1943); Sonatina Rítmica (1943); Nueve Preludios (1947); Sonata Breve (1966); Cinco Nuevos Preludios (1983); Sonata (1985); Tres Meditaciones Poéticas (1995); etc. Para dos pianos: Rapsodia (1945); Dúo 1954 (1954) ; Para piano y violín: Dos Piezas Cortas (1945); Sonatina (1946); Doble Concierto sin orquesta, para violín y piano (1978), etc. Música de Cámara: 4 Cuartetos de Cuerdas (1960, 1968, 1973 y 1983); Danza en forma de Fuga, para cuarteto de cuerdas (1943); Quinteto para piano, violín, violonchelo, flauta y clarinete (1949); Mensaje Breve, para flauta, oboe, clarinete y fagot (1957); Mensaje Breve para clarinete y fagot (1958); Tres Mensajes Breves para viola y piano (1966); Circunvoluciones y Móviles para 57 instrumentistas (1967); Permutaciones 7, para clarinete, trompeta, timbales, violín, viola, contrabajo y piano (1967); Paz, Paix, Peace, para cuatro tríos y arpa (1969); Soliloquios N° 1 para flauta sola (1975); Variaciones y Tema para cinco, para quinteto de maderas (1975); Soliloquios N° 2 para saxofón solo (1976); Soliloquios N° 3 para clarinete solo; Dúo para Oboe y Fagot (1996); Tres Veces 13, para arpa (1997). Otras obras instrumentales de Roque Cordero son Música Veinte; Tres Permutaciones para violín, violonchelo y contrabajo; Nocturno poético del Río Min, para flautas, clarinete bajo, marimba y percusión (1981); Soliloquios N° 4 para percusión (1981); Soliloquios N° 5 para contrabajo solo (1981); Soliloquios N° 6 para violonchelo solo (1992); Sonata para violonchelo (1963); Música para Cinco Metales (1980); Tres Miniminiaturas para flauta y clarinete (1985); Dodecaconcerto (1990); Cuatro mensajes para flautas y piano (1991); etc., Para coro: Salmo 113 para coro a capella (1944); Patria (1944); Sensemayá, para coro mixto y tambor (1950); Canon N° 1 para coro a capella (1961); Dos Pequeñas Piezas Corales (1966) y Música para el film panameño An Mar Tule (1971)

En 1966 la Universidad de Hamline le otorgó un Doctorado Honoris Causa.

4 comentarios:

  1. donde puedo descargar el libro de roque cordero?

    ResponderEliminar
  2. Estimado Sr. Argote
    Estoy preparando un blog en memoria de mi tío Roque Cordero y me gustaría citar por lo menos parte de su artículo no sin antes pedir su autorización. Su apellido me recuerda a un antiguo profesor que tuve en el Instituto Nacional hace más de 50 años y supongo que está emparentado con usted. Saludos, Valia

    ResponderEliminar