LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

9 de enero de 2011

9 DE ENERO

EN MEMORIA DE LOS MÁRTIRES



Por Felipe Argote


Era una mañana soleada. En los tiempos en que ya no llovía y había clases en enero. Guillermo Guevara Paz, un estudiante de diecisiete años se levantó muy temprano, se vistió orgulloso su uniforme del Instituto Nacional, se colocó su insignia en el bolsillo y partió hacia el nido de águilas.
Ricardo Ríos y Arellano Lenox

Desde la escuela de altos ventanales Guillermo podía ver a diario la cerca de ciclón del otro lado de la avenida llamada en aquel entonces 4 de julio, hoy avenida de los mártires. Detrás de la cerca, entre los amplios espacios verdes sembrados de mirtos, sauces y grandes árboles de mango se podían ver las enormes mansiones de los zonians.

En muchas de las casas flameaba amenazante la bandera norteamericana de las barras y las estrellas.

Guillermo siendo un niño de trece años, cuatro años antes, había presenciado desde aquellos mismos ventanales la llamada operación soberanía, cuando un grupo de universitarios liderados por Ricardo Ríos y Arellano Lenox entraron a la zona del canal para sembrar banderas panameñas como forma de reafirmar la soberanía panameña sobre el territorio ocupado. Producto de esta acción que terminó en represión hacia los manifestantes y vejación de nuestra bandera el presidente Dwight Eisenhower determinó que la bandera panameña debía ser izada en los edificios públicos de la zona del canal, pero no sola, acompañada de la bandera norteamericana.

El 3 de enero de 1964 desobedeciendo a sus autoridades, un policía zonian llamado Calton Bell hizo noticia al izar la bandera norteamericana exclusivamente, en el Monumento de los héroes de guerra norteamericanos en Gamboa.

Luego los estudiantes, seguidos de sus padres y más tarde un grupo de civiles y militares zonians deciden izar la bandera norteamericana sola en el Balboa High School, un colegio zonian ubicado a escasos dos kilómetros del Instituto Nacional y se turnan alrededor del asta para defender, a su juicio, la propiedad de Estados Unidos sobre la franja de cinco millas a cada lado del canal.

Los zonians tratan de arrebatar la bandera
la policía norteamericana agrede a los institutores
Luego de terminadas las clases Guillermo Guevara Paz y Francisco Diaz se presentaron ante el rector del Instituo Nacional profesor Dídimo Rios, para solicitarle la histórica bandera panameña que fue utilizada en las grandes movilizaciones de 1947, donde se rechazó un convenio que iba a sembrar de mas bases militares norteamericanos el territorio panameño. Un grupo de ciento cincuenta estudiantes esperaba impaciente en el patio la decisión del Rector. El profesor Rios, luego de aconsejarle discreción, le entrega la histórica bandera mediante una autorización por escrito.

La bandera rota
A las cinco de la tarde el grupo de poco más de ciento cincuenta institutores inicia la marcha hacia la escuela superior de Balboa. Encuentra abierta la calle frente al Instituto Nacional y entran decididos a izar la bandera frente al colegio rebelde. En el camino los intercepta un comando de la policía zonian cortándole el paso. Guillermo Guevara, Eligio Carranza y Francisco Díaz se comunican con uno de los militares que resulta puertorriqueño. Luego de un tiempo de discusión les permiten que un pequeño grupo de seis estudiantes caminen hasta la escuela de Balboa, canten el himno nacional y luego se retiren.

Frente al Balboa High School se encuentran con miles de personas entre estudiantes, sus padres y militares vestidos de civil quienes en forma agresiva gritan todo tipo de improperios al grupo de adolescentes. Estos, impávidos deciden cantar el himno a pesar de los abucheos y obscenidades que gritan los zonians. Al notar que no les impresiona su agresividad, los norteamericanos deciden abalanzarse y echar a los panameños a empujones. Algunos zonians tratan de arrebatarles la bandera a los panameños, estos la defienden desesperadamente. En esto interviene la policía zonian que agrede a los jóvenes institutores con sus toletes policiales para echarlos del área. Un toletazo rompe la bandera panameña.

Los jóvenes salen corriendo con rumbo al colegio. En el camino encuentran al resto de los manifestantes que habían sido detenidos en un lugar donde no era posible ver la agresión. Estos ven indignados a sus compañeros, quienes bañados en lágrimas de impotencia le muestran la bandera rota. Irritados por la afrenta un grupo de institutores intenta llegar al cercano edificio de la administración del canal para arriar la bandera norteamericana y vengar el agravio, pero son interceptados, ya no por policías si no por soldados que en ese momento habían tomado posiciones. De hecho el control de la zona del Canal había pasado del mando del gobernador Robert Fleming al jefe del comando sur Andrew P. O´meara

Estudiantes cruzan la cerca
fuertemente armados de banderas
Al grupo de estudiantes no le queda más que huir a refugiarse del otro lado de la cerca mientras eran perseguidos por la turba de zonians, esta vez acompañados por la policía norteamericana y efectivos del ejército. Al pasar la cerca los estudiantes se defienden con piedras y palos. Los zonian militares y civiles contestan con disparos de pistola, revólveres y rifles de cacería.

La noticia del agravio se dispersó como hormigas. Miles de panameños salen de los barrios y de la universidad portando banderas. Muchos cruzan la cerca para sembrarlas en el territorio usurpado. Empiezan a caer los primeros heridos de bala.

Ascanio lleva a Ricardo Hurtado al Hospital
al regresar es asesinado
Ascanio Arosemena, un estudiante de la Escuela Profesional Isabel Herrera Obaldía regresaba a su casa luego de un juego de futbol. Se acerca curioso a ver de qué se trata el bullicio cuando ve caer en medio de la avenida a Ricardo Hurtado, uno de los primeros heridos de bala. Como miembro de la cruz roja considera que su deber es socorrerlo en medio de la calle, a pesar de que a esa hora el ejército norteamericano ya disparaba ráfagas de ametralladoras.

Ascanio recoge al institutor herido y lo acompaña al hospital, luego regresa a socorrer a otros. Mientras lo hacía es asesinado por un disparo de rifle que le entra por la espalda. Es el primer mártir de la gesta. Luego caerían dieciocho panameños y dos panameñas, Maritza Alabarca Avila de tan solo 6 meses y Rosa Elena Landecho que contaba trece años.

MONUMENTO A LOS MÁRTIRES
El gobierno panameño, ante una manifestación multitudinaria se ve obligado a romper relaciones diplomáticas con Estados Unidos. Meses después se inician las negociaciones para un nuevo tratado.

El 31 de diciembre de 1999 en la mañana, en una rápida ceremonia adelantada que debía efectuarse al mediodía, el ejército norteamericano baja su última bandera en la zona del canal, justamente la que flameaba frente al edificio de la administración, la que quiso ser arriada por los institutores aquel fatídico 9 de enero de 1964. Con 36 años de retraso ese puñado de jóvenes patriotas logró su cometido.

Hoy ya no hay cercas. La que fue llamada avenida cuatro de julio hoy se llama avenida de los mártires. La Balboa High School se denomina Centro de Adiestramiento Ascanio Arosemena. En su parte frontal, allí donde se intentó arrebatarle la bandera a la valiente delegación del Instituto Nacional, hoy se contonea lentamente una luminosa llama en su pebetero.

Alrededor de ella, veintiuna columnas inscriben los nombres de los veintiún mártires del 9 de enero de 1964:

Maritza Alabarca Avila, 6 meses
Rosa Elena Landecho, 13 años
Gonzalo Grace, 14 años
Vicente Bonilla, 15 años
José del Cid Jr., 16 años
Jorge Enrique Gill, 17 años
Etanislao Orobio, 18 años
Carlos Reynato Lara, 18 años
Ascanio Arosemena, 20 años
Jacinto Palacios Cobos, 23 años
Ovidio Lizardo Saldaña, 25 años
Victor M. Iglesias, 26 años
Ezequiel González Meneses, 28 años
Victor M. Garibaldo, 29 años
Rodolfo Benítez Sánchez, 33 años
Alberto Nicolas Constante, 35 años
Alberto Oriol Jr. 36 años
Teofilo Belisario de la Torre, 38 años
Ricardo Murgas V., 40 años
Celestino Villarrueta Ruíz, 43 años
Rogelio Lara, 70 años

Si te pareció interesante, te recomiendo:

LITTLE BOY: 65 AÑOS DE LA BOMBA NUCLEAR EN HIROSHIMA
http://elblogdefelipeargote.blogspot.com/2010/08/little-boy.html
LA VERDADERA NAVIDAD
http://elblogdefelipeargote.blogspot.com/2010/12/la-verdadera-navidad.html
A 30 AÑOS DEL ASESINATO DE JOHN LENNON
http://elblogdefelipeargote.blogspot.com/2010/12/john-ono-lennon.html

1 comentario:

  1. La Patria Fue Defendida el 9 de Enero,

    Los Traidores seran Juzgados, Por la Historia

    ResponderEliminar