LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

22 de mayo de 2010

LA TRIBU DE LOS INDIOS RUBIOS DEL DARIEN

Por: Felipe Argote


Cuando el aventurero norteamericano Richard O. Marsh viajó a la selva del Darién a principio del siglo XX auspiciado por el Smithsonian, el museo de historia natural de la Universidad de Rochester y la Inteligencia militar del US Army nunca pensó que se iba a topar cara a cara en medio de la selva con indios de piel blanca, cabello rubios y ojos claros. Cuando regresó a Nueva York con la insólita noticia que había descubierto una tribu de indios rubios se convirtió en el hazmerreir de los medios de comunicación, en especial de la prensa sensacionalista. Algunos ya aseguraban que se trataba de descendientes de piratas ingleses que habían encallado en las costas del atlántico y que habían sobrevivido por siglos perdidos en la selva defendiéndose de los indígenas y escondiéndose de los españoles que hubieran atentado contra sus vidas. Otros tan solo afirmaban que Marsh había sido víctima de algunas plantas sicotrópicas que le habían hecho ver visiones. Otros, en vista de su personalidad controversial afirmaban que el aventurero había inventado la historia en medio de sus ansias de notoriedad, ya que afirmaba que se trataba de una colonia perdida de vikingos de Groenlandia.

Pero Richard O Marsh no estaba dispuesto a pasar a la historia como un charlatán. Así que luego de reunir suficientes recursos zarpó hacia Panamá y de ahí al Darién en busca de las pruebas de la existencia de la mítica tribu de indios rubios del Darién. El resultado de su viaje fue mejor de lo que esperaba. En 1924 regresó a Nueva York. Esta vez no iba solo, lo acompañaban tres indios de baja estatura con todas las características de los indios del Darién, pero con una gran peculiaridad… eran rubios, de ojos claros y piel blanca. Eran la prueba viviente: los indios rubios del Darién.

Contrario a lo que creía Marsh, los indios blancos del Darién no son una raza diferente, son parte de los gunas que por una evolución genética especial, nacen albinos en una proporción de 1 por cada 144 nacimientos, siendo con esto la mayor proporción de nacimientos de albinos en el mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, nace un albino por cada 17,000 habitantes. Son llamados los hijos de la luna por los propios gunas, quienes según la tradición afirman que nacen rubios porque su madre durante la gestación siente una atracción irrefrenable por ver la luna, y porque mientras durante el día su débiles ojos no le permiten ver con claridad, en la noches de luna son los que poseen una visión más aguda.

Pero muchísimo antes que Marsh, tan lejos en el tiempo como 1699, el Dr. Lionel Wafer, un pirata y doctor inglés, en su libro “A New Voyage and Description of the Isthmus of America” describió a los indios blancos del Darién y establece la proporción entre los gunas de 1 por cada 200 habitantes.

Los tres albinos gunas que llevó Marsh a Nueva York fueron motivo de estudio por diversos especialistas, pero fue el genetista Dr. Reginald G. Harris del Cold Spring Harbor Laboratory de investigación genética el que luego de ver a los indios cautivos se motivó a viajar a Guna Yala para profundizar los estudios de esta rara anomalía congénita. Esta fue la descripción desarrollada por el Dr Harris:“Su piel es de ese blanco que tiene la gente rubia entre los europeos, con un tamiz de cutis azuloso o sanguíneo, ni es tampoco su cutis como el de nuestras gentes pálidas, sino más bien un blanco leche. Ellos no son tan altos como los cobrizos. Sus parpados se cierran y se abren en forma oblonga, dirigiéndose hacia abajo en los extremos, formando un arco o figura de media luna con las puntas hacia abajo. De aquí y del hecho de ver de manera tan clara en una noche de luna y llamarlos –ojos de la luna- pues ellos no ven muy bien en pleno sol ya que cierran los ojos como si fueran miopes, sin embargo durante la noche su visión es pura, clara y alerta. No les molesta para nada”

La swástica en la bandera guna es muy antigua. Representa el
pulpo que creó el mundo y sus tentáculos que apuntan a a los
cuatro puntos cardinales.
El informe Harris despejó las dudas de la supuesta existencia de una tribu de indios blancos desarrollada por el aventurero Richard O Marsh. Este norteamericano salió del área de Guna Yala escoltado por el ejército norteamericano luego de intentar montarse sobre un legítimo movimiento revolucionario kuna. Este levantamiento proclamó la República Tule en 1925 debido a la presión del gobierno panameño de querer obligarlos por ley a convertirse al cristianismo y prohibirles la utilización de sus vestimentas tradicionales, su religión y toda su cultura. Richard Marsh aprovechó el movimiento proponiéndoles que solicitaran ser un protectorado de los Estados Unidos por lo que luego de firmarse el acuerdo de paz entre los gunas y el gobierno panameño el aventurero Marsh salió del área protegido por el ejército norteamericano hacia su país de origen.


Si te interesó este artículo pueden interesarte:
MAMA CHI
EL FIN DEL MUNDO SEGÚN EL POPOL VUH
DIEZ MIL AÑOS DE EXISTENCIA

ARDI Y EL LIGER
EL ORIGEN DE LAS ESPECIES
LA SEÑORA PLEA Y EL NIÑO TAUNG
HISTORIA DEL TIEMPO
EL ASTEROIDE 2012 DA 14




4 comentarios:

  1. Gracias a este trabajo investigativo he conocido detalles interesantísimos, excelente como todos los aqui publicados.

    ResponderEliminar
  2. albinos hay en TODAS PARTES DEL MUNDO, no seas tan ignorante por favor¡¡- pibito no estas contando nada nuevo¡- hay albinos negros, indios, de etnias asiaticas, latinos y europeos..

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu contribución. Eres un... argentino

    ResponderEliminar