LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

22 de mayo de 2010

CANASTA BASICA: EL SALTO DE SALADINO

Por: Felipe Argote


Analizar los indicadores económicos es como pintar en un lienzo. Con la misma paleta y el mismo pincel se pueden tomar los mismos colores y pintar sobre el lienzo una combinación de colores que resulten en una obra de arte u otra que motive repugnancia al que procure apreciarla.

Si vemos los resultados del Ministerio de Economía y Finanzas en su última publicación que incluye enero febrero y marzo de este año, vemos que la canasta básica de alimentos fue de B/272.30, apenas 0.91 más que el mes inmediatamente anterior. Según los analistas del MEF, cuyas cifras son oficiales, este monto sin embargo es B/0.95 menor que el mismo mes de marzo del año pasado. La ACODECO, por su parte, ha presentado un informe que afirma que la canasta básica de alimentos ha bajado aun más en el mes de abril, produciendo la cólera de la mayor parte de la población, que tiene la sensación que su dinero cada vez le alcanza menos.

Sobre los análisis de ACODECO mi formación me obliga a no presentar comentario, ya que no guarda ningún rigor científico.

Para poder comprender la posición de la amplia mayoría que siente que existe una disminución en su calidad de vida, debemos explicar brevemente cómo se analiza la canasta básica.

La canasta básica familiar es el precio que paga para cubrir sus necesidades básicas una familia promedio en Panamá. Esto es 3.8 miembros. Por eso una familia de cinco miembros a quienes le digan que solo necesita B/272.3 para alimentarse en un mes monta en cólera cada vez que vea a un funcionario en la televisión tratando de hacerle entender que lo que dice en cierto. Si la familia es de cinco miembros, siempre siguiendo los números del MEF, necesitaría B/358.29 y si fuera de siete serian B/501.61.

Para poder establecer esta canasta, se parte de las necesidades calóricas de las personas por día, se multiplican por siete (días), luego por 52(semanas) y posteriormente se divide entre doce para ver las necesidades mensuales de calorías. Finalmente se multiplican por el promedio (3.8 personas). Luego estas necesidades se llenan con las proporciones de carnes (15.84%), cereales (47.8%), vegetales y verduras (4.33%) leguminosas (2.38%) frutas (1.67%), grasas (10.58%), lácteo (5.75%), huevos (0.79%), azucares (6.89%) y misceláneos (4.71%). A esto se le adiciona el gasto del gas para cocinarlos (B/0.37 por día por persona)

Por supuesto que para cubrir el rubro carne podríamos tomar jarrete o filete, si tomamos una u otra tendremos precios muy diferentes. O podríamos tomar dentro del producto papas, el precio de una bolsa de cinco libras de papas del Price Smart y cinco libras de papa de otro supermercado como el Extra o el 99 para desarrollar nuestro promedio. En uno puede que la bolsa sea más cara, pero las papas son mejores y se aprovecha todo su peso, mientras en otro puede estar más barata la libra, pero en cada bolsa viene una papa podrida, por tanto aun estando más barata, para poder igualar el volumen nutritivo de la primera tendría que pagarse por una libra y un cuarto. Pero para efectos estadísticos se toma la libra como si toda la bolsa fuera buena.

Luego una variación mensual no es muy sensitiva para el consumidor a menos que el salto en los precios compita con los de Saladino. Si hubo un aumento importante el año pasado y el anterior, si este año hay una pequeña disminución en el precio, no por eso los consumidores deberán sentirse satisfechos cuando su expectativa era que volviera a los niveles de hace dos años y aun más abajo.

Veamos la tendencia. La canasta básica tal y como la conocemos se estructuró en 2002. En ese momento sumaba B/187.30. Si actualmente está en B/272.30 eso significa un aumento de nada menos que 45.38%. Algunos optimistas dirán que eso ocurrió hace 8 años. Cierto. Pero no hubo un aumento proporcionalmente escalonado. Tan solo a inicios de 2008 la canasta básica costaba B/239.05. Eso significa que en seis años se elevo 27.63%. (4.6% anual). En enero del año pasado había subido a B/270.60. Esto es un aumento de 13% con respecto al año anterior. En febrero de ese mismo año se elevo a B/272.3 y en marzo a B/273.25, esto es un 14% con respecto a enero del 2008. En enero de este año había bajado a B/271.00. Luego si en marzo de este año 2010 la canasta básica está en B/272.3 significa que se ha elevado en B/1.30 con respecto a inicio de año. Es ingenuo pensar que la sabiduría popular se creerá el mito que la canasta básica ha disminuido porque en marzo del año pasado estaba en B/273.35.

Es como si te ponen bajo una temperatura de 35 grados luego te elevan el termostato a 40 grados centígrados, luego te lo elevan una vez más a 50 grados. Cuando estas a punto de sofocarte te la bajan a 49.5 grados y pretenden que sonrías con el argumento que ha disminuido el calor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario