LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

9 de mayo de 2010

DOS MATEMÁTICAS MÁS, DOS CIVICAS MENOS

Por: Felipe Argote


Intentar vendernos la idea que el grave problema educativo en nuestro país se inicia a solucionar con una variación curricular en los años superiores, que con dos matemáticas más y dos cívicas menos los estudiantes van a lograr entrar con mayor preparación a la universidad o que al menos vamos a evitar que la mitad de los estudiantes de segundo ciclo deserten del sistema es, como mínimo, un insulto a nuestra inteligencia.

El mejoramiento de nuestro sistema educativo a mi juicio se inicia sin duda con dos elementos claves: el mejoramiento radical de la infraestructura y del cuerpo docente.

El mejora miento de la infraestructura: No es posible que los estudiantes se movilicen decenas de kilómetros de sus viviendas para intentar recibir un mínimo de condiciones para su educación. Las condiciones de las escuelas de la periferia son tan lamentables que los padres se levantan a media noche y pasan horas bajo la lluvia para obtener un cupo en colegios que quedan muy lejos de su vivienda. Cuántos estudiantes de la Escuela Profesional Isabel Herrera Obaldía, el Richard Newman y el Remón Cantera viven en Paitilla, San Francisco u Obarrio? Muy pocos por no decir ninguno. Luego observamos el lamentable espectáculo de cientos de estudiantes en horas de la noche esperando que los buses que se niegan a recibirlos porque pagan medio pasaje, empiecen a vaciarse para poder movilizarse a sus casas.

La reforma educativa debe iniciarse con la construc ción de escuelas. La Profesional, el Moscote, el Remón Cantera, antes liceo de señoritas, son escuelas construidas hace más de cincuenta años, donde había hasta internado para las niñas. Esas escuelas que ya cumplieron su vida útil se han convertido en edificios vetustos inapropiados para la educación, sin condiciones mínimas para el ambiente escolar. ¿Desde cuándo no escuchamos de la construcción de una nueva escuela? Cuáles son los colegios públicos de la capital: el Instituto Nacional es el único colegio secundario en toda el área de Santana, Chorrillo y alrededores. Tiene más de cien años. Con todo el crecimiento poblacional en vez de construir nuevas escuelas se ha preferido los dobles turnos, en donde los estudiantes no reciben ni cinco horas de clases al día. ¿Hasta cuándo seguirán las escuelas de doble turno? Es necesaria la construcción de escuelas amplias, con áreas verdes, con gimnasio y comedores escolares para que resulten atractivas para los jóvenes y no la casa de torturas que ahora resultan.

El mejoramiento del cuerpo docente: Los continuos cierres escolares de los gremios magisteriales son un detalle si lo ubicamos en perspectiva. Las ausencias de clases son la regla y no la excepción. Hay que hacer funcionar los colegios administrativamente. Sé por referencias directas que en Santiago los colegios reiteradamente no trabajan los viernes ni los lunes. Esto es práctica común en la comarca Ngäbe pues los profesores viajan hacia sus casas el viernes e inician su regreso el lunes. Los profesores de los colegios de Arraiján cierran la escuela algunos viernes porque organizan paseos de profesores a Decamerón. En David, Chiriquí un director de un colegio secundario llama a los medios de comunicación para informar que en un cateo a las mochilas de los estudiantes lograron confiscar 61 celulares. El director llamaba a los padres de familia a que revisaran las bolsas de sus hijos para que no permitieran que llevaran celulares al colegio.

Ahora resulta que un medio de poder contactar a sus hijos después de horas de clases para asegurarse que vayan camino a las casa mientras sus padres laboran es para este anacrónico director de escuela un delito. Esto es posible porque un director de escuela no gana casi nada de diferencia con respecto a un profesor o profesora. Por eso muchos de los que concursan lo hacen porque así pueden evitar dictar clases y tienen acceso al pellizco de las partidas presupuestarias. Sé de un director que fue separado del cargo por robo y ahora regresa al mismo puesto bajo los auspicios del nuevo gobierno al mismo cargo. Unas semanas después de retomar el mando se perdieron cinco computadoras del colegio sin que se demuestre forzamiento en las puertas. Desparecieron misteriosamente durante el fin de semana.

Si la cabeza no anda bien cómo creemos que puede estar el cuerpo saludable. Deben existir incentivos para que los mejores administradores sean los directores de las escuelas y los mejores educadores ocupen las plazas de trabajo. Adicionalmente debe salir del sistema aquel que ya esté jubilado. Hay muchos educadores que se jubilan y siguen trabajando para recibir dos salarios, por supuesto a desgano, mientras los jóvenes con ideas y formación moderna no pueden accesar al sistema porque está copado por personas que elaboran filípicas contra las computadoras y el internet. Sabemos de las necesidades de estos educadores, pero esto no puede ser el factor determinante en desmedro de la formación de las nuevas generaciones de estudiantes.

Finalmente debe organizarse un método de transporte estudiantil para poder movilizar a tiempo y evitar que estos jóvenes permanezcan en las calles hasta altas horas de la noche con el argumento que los buses no quieren llevarlos. Si además los antediluvianos directores de las escuelas les decomisan los celulares, cómo puedes saber los padres y las madres si están camino a casa o desviándose de la ruta.

Si te resultó interesante este articulo, te recomiendo:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada