LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

16 de julio de 2010

ARDI Y EL LIGER

Por: Felipe Argote


Aprovechando el largo viaje a mi destino coyuntural por asuntos de trabajo, me leí por completo el extenso e interesante artículo de Jamie Shreeve: "The Evolutionary Road" publicado en la edición del National Geographic de este mes de julio de 2010. Se trata del llamado Middle Awash Researh Proyect co dirigido por tres paleontólogos: el norteamericano Tim White y los etíopes Berhane Asfaw y Giday Woldefabriel. Ellos anunciaron el pasado mes de octubre el descubrimiento 15 años atrás pero confirmado tras una larga investigación, de un esqueleto de 4.4 millones de años en el lugar llamado Armis, 20 millas al norte de Yardi Lake en Etiopía. Ellos están convencidos que este pertenece a una nueva especie que han denominado Ardipithecus ramidus, más de un millón de años mayor que el famoso esqueleto de Lucy (ver la señora ples y el niño Taung)  http://elblogdefelipeargote.blogspot.com/2010/05/la-senora-plea-y-el-nino-taung.html

Se cree entonces que el ardipithecus ramidus está a medio camino entre el australophitecus y nuestro ancestro común el chimpancé.

No es mi intención desarrollar un análisis del descubrimiento en si, ni de sus implicaciones lo que podría ser materia de otro artículo. Mi propósito es transmitir la preocupación, tal vez determinada por la inocencia, de que la cuestión es mucho más compleja de lo que la pintan.

El haber encontrado un solo espécimen cuyas característica óseas tengan elementos de nuestro ancestro común y elementos de algo que tiende a acercarse al homo erectus, a mi juicio no significa necesariamente que éste descubrimiento, de por si fabuloso, signifique un eslabón de la misma cadena.

Creo que en medio de la evolución hacia el homo erectus pudieron surgir muchas especies híbridas que fracasaron después de la primera o aun segunda generación y desaparecieron.

Para ubicar mi tésis me remito a un espécimen muy poco conocido, el liger. Este es un hibrido producto de la nacimiento de un cachorro del cruce de un macho de león y una tigresa. Este es un animal fabuloso de hasta cuatro metros y más de 2,200 libras a su edad adulta.

El liger, aunque en los últimos años se ha reproducido inducido en zoológicos, su descubrimiento data de 1779 cuando Ettienne Geoggroy Saint Hilaire hizo un cuadro de unos cachorros de liger descendientes de un león y una tigresa procreados naturalmente. Esto puede ser increíble ya que las costumbres de leones y tigres pueden variar en mucho. Mientras los leones son diurnos, los tigres son animales nocturnos. En 1825 G. B. Whittaker hizo un grabado de cachorros de tigre nacidos en 1824

Se sabe que en 1837 fueron presentados a Guillermo IV dos cachorros de liger.

Por definición se considera que los híbridos surgidos tras el cruce de dos animales del mismo género, en este caso el género panthera, no confundir con pantera, de donde pertenecen los tigres, los leones, los jaguares y los leopardos, pero de diferentes especies, si llegan a procrear su cachorro será infértil. En el caso de los machos siempre salen infértiles pero en el caso de las hembras pueden llegar a procrear cachorros débiles. Tal es el caso de los híbridos más conocidos la mula o su macho muy poco conocido el burdégano. Se han dado caso de mulas que han parido y sus descendientes no resultan mulas sino potros o asnos o burros.

En el caso del liger el cachorro procedente del más desconocido cruce de un tigre con una leona surge el tigón que es un animal muy pequeño. Esto es producto que la hormona inhibidora del crecimiento lo aporta el gen femenino.

Al final esto nos retrotrae al tema original del ardiphitecus ramidus cuya característica más interesante es que parece haber sido un cuadrúpedo en los árboles pero bípedo en el piso debido sobre todo a que, a pesar de que la forma de la pelvis de este espécimen denominado en forma coloquial Ardi parece elaborada por la evolución para el caminado erguido, resulta que su dedo gordo del pie es opuesto a los otros cuatro, diferente a los homínidos como nosotros y aun a Lucy. Esto es muy bueno para andar por las ramas de los arboles en donde los pies debieron actuar igual que si fueran manos, pero no es necesario y hasta incómodo para quienes nos desplazamos por el suelo.

¿No será entonces que en vez de ser una etapa de la evolución, Ardi no sea otra cosa que un híbrido como muchos otros que debieron existir durante los millones de años de evolución humana?

Si te pareció interesante, te recomiendo:

LA SEÑORA PLEA Y EL  NIÑO TAUNG

No hay comentarios:

Publicar un comentario