LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

21 de enero de 2011

LA SUMA DE LOS DÍAS DE ISABEL ALLENDE

Por: Felipe Argote


No es tanto lo que escribes sino como lo escribes. En este libro Isabel Allende le saca agua a una piedra. Su gran capacidad de relatora que a mi juicio tuvo su pico más alto en su fabulosa novela histórica Inés del Alma Mía demuestra que la escritora chilena nacida en Perú es capaz de desarrollar una historia de algo relativamente común con ráfagas de genialidad.

Aunque la mayor parte de la novela parece un compromiso con la editorial más que el desarrollo de una novela con calidad literaria, la publicación me entretuvo aunque no me atrapó.

Hay algunos pasajes lamentables como el del stripper disfrazado de policía que le llevó Lori, la segunda esposa de su hijo Nico, a Willie, el esposo de Isabel, para jugarle una broma. Me parece haber visto esa rutina en dos películas y tres programas de comedia televisiva.

Isabel y su segundo esposo Willie Gordon
La suma de los días es una autobiografía reciente de la autora en donde desnuda la situación de su familia, a partir de una conversación imaginaria con su hija Paula, muerta de porfiria en 1992. Se refiere a su relación con su otro hijo Nico, su primera esposa conservadora hasta el tuétano, miembro del Opus Dei, que un día descubre que es lesbiana y lo abandona para vivir con su pareja Sally, quien era en ese momento la esposa de Jason, el hijo de Willie Gordon (nombre de personaje de caricatura), el esposo de Isabel Allende; los hijos de este y su dependencia de las drogas, sus nietos y sus amigas cercanas. La tribu como ella la llama.

Uno de sus mejores libros
El libro es un poco egocéntrico desde la perspectiva que Isabel no solo se presenta como el eje, sino como la benefactora de la familia. La mayor parte trabaja para ella en una casa que llaman “el prostíbulo” porque se entiende que se ocupó como burdel hace muchos años atrás. Allí está el despacho de Isabel, el de Lori, que dirige la fundación de la autora y de Willie, su esposo que trabaja como abogado. Todo lo que adquiere la familia es, lo dice en forma reiterada, mediante su financiamiento.

Realmente me parece que estira la novela al punto que a diferencia de la mayor parte de las publicaciones de Isabel Allende, en donde me siento preocupado cuando veo que se me acaban las páginas y no quiero que terminen por lo atrayente del libro, en esta ocasión me preguntaba cuándo se iba a terminar. Parecía que todo estaba dicho pero me faltaban un apreciable número de páginas por leer. Me sorprendió que se refiera a los negros o afroamericanos como prefieren llamarse en Estados Unidos como “personas de color”

Inés Suarez, primera mujer española en llegar a Chile
y las atrocidades de los españoles colonizadores 
 
En varias partes de la autobiografía desarrolla algo así como “Tras las cámaras” de cómo desarrolló sus novelas: la trilogía juvenil formada por: La Ciudad y las Bestias, fabulosa novela; El Reino del Dragón de Oro, buena novela pero con algunos efectos especiales tipo Hollywood, El Bosque de los Pigmeos que me aburrió al principio de leerla y la abandoné por otro libro.

Dónde termina la biografía e inicia la fantasía es una línea muy difícil de establecer probablemente aun por la propia autora.

Recomiendo su lectura por entretenida pero la encuentro muy por debajo de los de la trilogía juvenil y extraordinariamente por debajo de Retrato en Sepia, La casa de los Espíritus, La Hija de la Fortuna, Inés del Alma Mía y la Isla Bajo el Mar.(Ver http://elblogdefelipeargote.blogspot.com/2010/04/la-isla-bajo-el-mar.html )

En una muestra sobre Salvador Allende
Isabel Allende es sobrina en segundo grado de Salvador Allende, el presidente chileno asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet. Nació en Perú mientras su padre servía como embajador de Chile en aquel país, estuvo exiliada en Venezuela y luego de divorciarse de su primer esposo Miguel Frias se instaló en California donde vive con su segundo esposo Willie Gordon desde hace veintidós años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario