LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

2 de mayo de 2013

RAZONES FINANCIERAS: CAPITAL NETO DE TRABAJO



Por: Felipe Argote

Como un aporte adicional al conocimiento general alrededor del tema empresarial con énfasis en
pequeñas empresas pero destinado a cualquier tamaño de compañías, he decidió abrir un nuevo segmento en mi blog destinado a brindar información que considero valiosa para que los empresarios sin formación profesional en finanzas puedan ver por sí mismos la salud de sus negocios desde la perspectiva financiera.

Iniciaré con el análisis de las razones financieras de un negocio, pero continuaré en otros artículos con análisis de inversiones, riesgo, valor de una empresa, análisis de flujo de efectivo, tasa interna de retorno entre otros.

Una razón financiera no es otra cosa que una interrelación entre algunas variables numéricas del negocio. Así podemos evaluar si tenemos demasiado inventario para lo que vendemos, si hemos pedido demasiado dinero prestado, o si la ganancia no es lo suficientemente alta para que valga la pena seguir con el negocio.

Recuerdo que un amigo me hablaba de lo bien que le iba en su negocio de fin de semana de producción de tomates. Estaba tan feliz de haber recolectado y vendido sin mucho tramite trescientos dólares en tomates que inclusive le pasó por la mente la posibilidad de dejar el empleo medianamente bien remunerado para dedicarse por completo a la producción agrícola. No me sentí muy feliz de hacerle ver con un par de razones o comparaciones proporcionales que tan solo había tenido un margen de ganancia del 3% y que dadas esas proporciones dedicándole el 100 % de su tiempo podía tener un ingreso mensual de 600.00 por lo que le salía mejor conseguir un trabajo que de paso ya lo tenía.

Una razón es una proporción, por tanto iniciamos con el grupo de proporciones financieraa que más debería atraer a los empresarios, estas son las de liquidez. Estas son fundamentales porque muestran la capacidad que tiene la empresa para enfrentar los pagos en la medida que se van presentando. Si una empresa aun siendo rentable no tiene la capacidad a corto plazo de pagar los salarios, la luz el teléfono y el alquiler de la tienda pues colapsa. Esto es lastimosamente el día a día de las pequeñas y aun medianas empresas que no logran tener el flujo de efectivo necesario para esperar el pago de las cuentas por cobrar y tener al mismo tiempo el capital de trabajo para pagar las cuentas.

La primera razón financiera es pues el llamado CAPITAL NETO DE TRABAJO y pretende
demostrarnos la relación entre nuestros activos circulantes y nuestros pasivos circulantes. Los activos circulantes son los ingresos a corto plazo o sea la liquidez con que contamos ahora y la que vamos a contar en seis meses o menos. Los pasivos circulantes, por su parte,  son las cuentas o deudas que debemos pagar en seis meses o menos.

Los ingresos que consideramos que tenemos o vamos a tener en ese tiempo son por supuesto lo que poseemos en el banco, lo que tenemos en la caja chica que guardamos en la oficina,  las cuentas por cobrar a nuestros clientes, los inventarios y cualquier inversión en acciones o títulos que podamos convertir rápidamente en efectivo si lo vendemos.

Por su parte los pasivos a corto plazo incluyen todos los pagos u obligaciones que debemos cubrir en un periodo de seis meses. Estos incluyen los salarios y prestaciones laborales, los impuestos como el ITBMS, los  impuestos municipales, alquiler, luz, teléfono internet, servicios de contabilidad, servicios de alarma, comisiones bancarias por tarjeta de crédito, gastos bancarios, publicidad, agua y tasa de aseo, suministros, papelería, seguros, otros. Yo personalmente los agrupo en:
·         Gastos de personal
o   Sueldos
o   Vacaciones
o   Cuotas patronales
o   Provisión a prima de antigüedad
o   Provisión de indemnización
·         Servicios a terceros
o   Servicio de cómputo
o   Contabilidad y auditoria
o   Mantenimiento de equipo
o   Electricidad
o   Teléfono
o   Internet
o   Servicio de alarma
o   Agua y tasa de aseo
o   Alquiler
o   Servicios legales y gastos bancarios
·         Gastos de ventas
o   Comisión de tarjetas de créditos
o   Comisiones a terceros
o   Atención a clientes
o   Publicidad
·         Impuestos
o   ITBMS
o   Impuestos Municipales
o   Tasa Única
o   Otros impuestos
·         Gastos de suministros
o   Materiales para mantenimiento de local
o   Mantenimiento de equipo
o   Suministro de aseo
o   Combustible
o   Papelería
o   Otros suministros
·         Seguros
o   Robo
o   Incendio
o   Auto
o   Otros seguros
·        Otros

Si le colocamos un valor real o aproximado a cada uno de estos egresos mensuales más el pago a proveedores y abono a capital de préstamos, los agrupamos en seis meses tenemos los pasivos a corto plazo.
Ya contamos con los insumos para nuestra primera razón, la de CAPITAL NETO DE TRABAJO.
1.       Capital Neto de trabajo= Activos corrientes – Pasivos corrientes
 O lo que es lo mismo
Activos a corto plazo – Pasivos a corto plazo

Supongamos que una empresa pequeña posee efectivo por B/3,800.00, un inventario de mercancía por B/23,000.00, cuentas por cobrar por B/19,000.00. Luego tiene cuentas por pagar a proveedores y acreedores por  B/6,500.00 y gastos mensuales por B/2,000.00. La razón financiera número uno, que es el capital neto de trabajo seria de:

1.       CAPITAL NETO DE TRABAJO = 3,800.00+23,000.00+19,000-6,500-(2,000*6)
       =  45,800-18,500
       =  27,300

Es fácil colegir que no es nada que no hubiese dictado el sentido común. Con lo que tenemos, más lo que esperamos recuperar en los próximos seis meses, podemos cubrir los egresos y aun nos quedan 27,300 dólares. De ser este número negativo caeríamos en la llamada trampa de la liquidez, en donde no podemos cubrir los egresos con los ingresos disponibles a corto plazo. Algunas analistas financieros consideran que corto plazo es un año, yo discurro que el periodo de seis meses es el correcto para calcular el Capital Neto de Trabajo y no caer en la llamada trampa de la liquidez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario