LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

4 de mayo de 2013

LA PRUEBA DEL ÁCIDO



Por: Felipe Argote

Ahora que ya hemos avanzado un poco en la experiencia de las razones financieras y su importancia
para analizar la salud de nuestro negocio la tercera prueba que debemos desarrollar es vital desde una perspectiva de la liquidez del negocio o para eavaluar la capacidad que tenemos para no quebrar por falta de liquidez.

Se trata de la llamada PRUEBA ÁCIDA o prueba del ácido. El objetivo de esa prueba es presionar al máximo las posibilidades de la empresa de cubrir sus gastos a corto plazo.

La teoría generalmente aceptada entre los economistas y analistas financieros es que si bien los inventarios forman parte del activo circulante, cuando calculamos el capital neto de trabajo y cuando evaluamos el llamado índice de solvencia consideramos que los inventarios van a ser vendidos a corto plazo. Sin embargo es posible que todo o una parte del inventario no sea vendido. Esto es para presentar el escenario más negativo.

Si no se venden los inventarios disponibles solo podremos cubrir nuestras cuentas por pagar con el resto de los activos circulanes. Esto es el efectivo o banco y las cuentas por pagar.
De esta perspectiva la prueba del acido es igual a Activos Circulantes menos el inventario divido entre pasivos a corto plazo.

En nuestro ejemplo de pequeña empresa la situación del primer año sería la siguiente:

Efectivo               3,000
Inventario          13,000
Mientras las cuentas por pagar a corto plazo ya sabemos que son de
Cuentas por pagar          2,000
Aplicándole la prueba del acido tenemos el siguiente cálculo matemático:
PRUEBA DEL ACIDO= (3,000 + 7,000) / 2,000
                                      =       5 (cinco)
El segundo año que es el más reciente el calculo matematico seria el siguiente

PRUEBA DEL ACIDO = ((3,800 + 19,000) / 6,500
                                               = 3.5 (tres punto cinco)

Convencionalmente se acepta una prueba del acido con índice de 1, sin embargo yo pienso que un índice saludable es de 1.5 o hasta 2. En todo caso debe siempre hacerse comparaciones con años anteriores o con empresas similares para poder observar la tendencia del negocio. 

En este caso tenemos una prueba del acido de 5 el primer año mientras el segundo año se reduce a 3.5.

En términos sencillos esto significa que si la prueba del acido es igual a uno, la empresa está en
capacidad de pagar sus cuentas por pagar tan solo recuperando las cuentas por cobrar y sumándole el efectivo con que cuenta el negocio. Teniendo una prueba del acido de cinco o aun de tres punto cinco, se puede colegir que la empresa está en capacidad de cubrir sus compromisos financieros al menos tres veces y media sin que sea necesario vender una sola unidad de producto adicional.

Recordemos que en nuestro ejemplo se trata de una pequeña empresa con poco tiempo de iniciar
operaciones, por lo que se le limitan los acreedores. A mi juicio esto es muy conveniente que la empresa empuje por si misma los primeros años. Yo siempre he defendido la tesis que una empresa requiere cinco años para poder verla despegar, es decir para que vuele a velocidad de crucero o cerca de piloto automático. Por supuesto que esto es jerga ya que siempre tendremos que vigilar de cerca nuestra inversión.
Si te pareció interesante, te recomiendo:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario