LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

8 de mayo de 2013

PROHIBIDO DICTAR CLASES SO PENA DE MULTA



Por: Felipe Argote

El mayor problema, a mi juicio, que tiene el país es la educación, por encima del alto costo
de la vida, la inseguridad y la corrupción. La campaña para mantener a los jóvenes en clase, evitar la deserción y el fracaso debe ser consuetudinaria. Ya sabemos que un tercio de los jóvenes que deben asistir a la media no están concurriendo. Esto provoca grandes limitaciones en sus oportunidades de elevar su nivel de vida por lo incompleto de su educación.

En Panamá no se requiere una reforma en la educación, lo que se necesita es una revolución educativa, una revolución que motive a la juventud a permanecer en la aulas y a los profesores a  dedicar mayor entusiasmo a su labor educativa. Se necesita crear una mística de estudio como forma segura de subir en la escala social. Una mística basada en la obligación de presentarse a clases aun en las peores situaciones.

Por eso la decisión del Consejo de Gabinete del gobierno del presidente Ricardo Martinelli de suspender las clases en colegios públicos y privados y en universidades de todo tipo, no se puede catalogar menos que un atentado certero a la educación nacional. El suspender todas las labores educativas en la totalidad del territorio nacional, tomando como excusa la crisis energética, es un crimen contra los estudiantes y su futuro. 

Las escuelas públicas en plena ciudad de Panamá no tienen  salones con aire acondicionado. Mi hermana educadora por lustros en el instituto Richard Newman me confiesa que el acondicionamiento de su aula de clases se limita a dos abanicos de techo, uno de los cuales no funciona. ¿Cuánto ahorro puede representar esta huelga del gobierno versus el daño que ocasiona a los niños,  jóvenes y aun adultos que estudian en las escuelas y universidades? 

Se calcula que la falta de lluvia puede alargarse por diez días, o sea casi dos semanas más, por tanto recuperar los días de asueto en la semana de vacaciones va a resultar imposible, mas aun para los estudiantes del Instituto Nacional y del Colegio Artes y Oficios que de por sí ya sufrieron de la política de castigo colectivo del Ministerio de Educación.

Si ante cualquier crisis la primera medida es la suspensión de la labor educativa se crea una dinámica de que existen otras prioridades mayores que la educación. ¿Cuál es la justificación para suspender las clases en el interior de la república y en las áreas de difícil acceso en donde ni siquiera existe la corriente eléctrica?  Por que se suspende en Bocas del Toro donde no tiene ningún efecto sobre la generación disponible de la represa de La Estrella-Los Valles o el lago Bayano?  ¿En que afecta que los indígenas kunas realicen su proceso de aprendizaje si un no llueve el las represas?

En vez de estar aplicando castigos colectivos y cerrando escuelas el ministerio de educación debería
estar garantizando que los estudiantes obtengan sus tarjetas estudiantiles del metro bus en los colegios. Gran parte de los estudiantes siguen pagando tarifa completa porque para obtener la tarjeta estudiantil del metrobus deben ir en horas de clases junto con sus acudientes a las oficinas de la empresa en Los Pueblos para luego regresar días después a retirarlas. Evidente que la complicación tiene como objetivo desincentivar la obtención de la tarjeta por parte de los estudiantes.

Cierto que como afirma la ministra “un día perdido en medio de una semana al final del trimestre es un trastorno irremediable”  y  “Tenemos que pensar en nuestros muchachos”. Si esa es la visión, pues debería dictarse clases en el patio, bajo los árboles, que los directores saquen sus escritorios afuera de la oficina para no prender los aires y dar así una cátedra de civismo, hacer todo tipo de medidas extremas antes de suspender las clases durante tres días en principio y luego abrirlas cándidamente el domingo para las primarias del partido político gobernante.

Ya la ministra anunció en la televisión que se multaría a los colegios privados que osaron abrir por encima de la resolución del consejo de gabinete que ordenó el cierre de las escuelas, como a cualquier empresa que no apagara los aires acondicionados y los letreros luminosos. Seria interesante ver los titulares internacionales:

EN PANAMÁ SE MULTA A COLEGIOS POR DICTAR CLASES

Si te pareció interesante, te recomiendo: 

NUEVA ESCUELA MODELO


CUARENTA MINUTOS MÁS EN EL EPISCOPAL SAN CRISTOBAL
http://www.elblogdefelipeargote.net/2012/02/cuarenta-minutos-mas-en-el-episcopal.html
ESTUDIANTES ADOLESCENTES ORGANIZAN ORQUESTA




 
DE VENTA EN EXEDRA BOOKS
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada