LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

7 de noviembre de 2011

LA CALIDAD EN LA EDUCACION

PREMEDIA Y MEDIA

Por: Felipe Argote


La calidad de la educación premedia y media definitivamente no puede verse en forma aislada. Existen toda una serie de factores sociales, políticos, históricos y económicos que moderan, intersecan, cruzan y determinan las pausas y los ritmos de la educación panameña.

La crisis, término reiterativo en que se sume o peor, se sumerge la educación panameña, no es producto de las decisiones de corto plazo establecidas por el actual, ni siquiera por los últimos gobiernos. El ambiente húmedo y cálido en que ha crecido y se ha desarrollado esta crisis ha tomado tiempo fermentarlo.

Sin embargo en el marco del crecimiento galopante de nuestra economía en los últimos siete años, todos cruzamos los dedos con la esperanza que si bien no se solucione la crisis tan fácilmente, al menos que cambie el signo, o sea que cese la caída aparatosa y se otee una micra de esperanza, de que al menos nos movamos en el sentido contrario al que hasta ahora nos hemos desplazado en materia de educación.

La educación premedia y media es vital para que este signo cambie, ya que los estudiantes que fracasan o desertan muy probablemente tomen el camino de la delincuencia, con lo que se agudiza otro de los grandes problemas del país actualmente: la inseguridad ciudadana.

Para analizar los niveles y factores de calidad de la educación premedia y media en Panamá veremos cómo han evolucionado las tasas de matrícula, aprobaciones repeticiones y deserción escolar en los últimos años en que existen estadísticas oficiales por parte del Ministerio de Educación. Esto es con el objetivo de analizar si existe una evolución positiva aunque lenta o si por el contrario estamos estancados o peor retrocediendo en materia educativa a nivel de nuestro país.

La tasa neta de matrícula en el nivel premedio y medio en 2004 era de 63.6% (ver cuadro 1). Tres de cada diez varones y cuatro de cada diez mujeres en edad escolar de premedia y media no asistían a la escuela. De los que asistían al colegio poco menos de la mitad en las mujeres y poco más de la mitad en los varones estaban por encima de la edad correspondientes al año que cursaban.

CUADRO 1

PANAMA

MINISTERIO DE EDUCACIÓN

INDICADORES DE EFICIENCIA INTERNA

MEDIA Y PREMEDIA

AÑOS 2004-2009

                                                                 2004  2005  2006  2007  2008  2009

Coeficiente de eficiencia interna                  63.5  61.2   57.5   56.8    57.5  57.5

Tasa de repitencia nivel premedia y media   4.7    5.1     5.1      5.1      5.1   5.1

Tasa de promoción  premedia y media       83.4   83.5    82.8    82.8   82.6  57.5

Tasa de deserción premedia y media         11.9  11.4    12.2     12.1  12.3  12.3

Fuente: Ministerio de Educación

La tasa de promoción, esto es el porcentaje de estudiantes de premedia y media que eran aprobados para pasar al siguiente año escolar era de 83.4% en 2004. De estos, ocho de cada diez varones pasaban al siguiente año y en cambio nueve de cada diez mujeres lograban culminar con éxito el año escolar.

En su defecto un 4.7% de los estudiantes repetían el año escolar en el 2004, de estos el 5.8% de los hombres y el 3.6% de las mujeres no lograban superar el año escolar y se veían obligadas a repetir.

Aun más preocupante era el nivel de deserción escolar que se elevaba al 12 % siendo más alarmante en el 14% en los hombres que pasaban a riesgo social por desertar de la escuela comparada al menor, pero no menos traumático 10% de las mujeres.

No resulta muy aventurado considerar la posibilidad que gran parte de estos desertores pasaran a engrosar las filas de las pandillas y demás delincuencia común.

El cuadro 1 muestra la evolución de los indicadores de eficiencia interna de la educación panameña durante el periodo 2004 al 2009.

Para colocar el cuadro 2.1 en perspectiva, debemos establecer primero la evolución del PIB del país en el mismo periodo a fin de establecer si este tiempo en efecto tuvo incidencia en la evolución del sistema educativo.

El cuadro 2 presenta efectivamente la evolución del PIB panameño durante el periodo 2004 al 2009. Según éstas cifras procedentes de CEPAL, el PIB creció 5.5% en 2004, 5.3% en 2005, 6.7% en 2006, 10.2% en 2007, 8.3% en 2008 y 2.4% en 2009. Esto nos lleva a un promedio de crecimiento en el periodo de 6.4%.

CUADRO 2
PANAMA

VARIACIÓN DEL PRODUCTO INTERNO BRUTO
AÑOS 2004-2009

AÑO        2004          2005         2006       2007       2008        2009

%              5.5             5.3              6.7          10.2         8.3         2.4

Fuente: CEPAL

Si observamos el comportamiento del sistema educativo, o para ser más exactos de la eficiencia del sistema educativo en el mismo periodo, específicamente en el nivel de premedia y media en que el país disfrutaba de la bonanza económica, los resultados no se muestran esperanzadores. En un periodo con niveles de crecimiento que llegaron a superar los dos dígitos en el año 2007, la tasa de repitencia en el nivel de premedia y media paso de 4.7% en 2004 a 5.1% en 2009. Por su parte la tasa de promoción durante el mismo periodo, o sea el porcentaje de estudiantes que lograron aprobar el año escolar, cayó en forma estrepitosa del 83.4 % en el 2004 a tan solo el 57.5% en el 2009, mientras el nivel de deserción escolar, ese sector que sale a engrosar las filas del lumpenaje, se elevó de 11.9% a 12.3% según las cifras oficiales del Ministerio de Educación. Una entrevista realizada a Ariadna Peterson, Directora Nacional de Educación Especial, publicada por el diario La Prensa el 20 de septiembre de este año en la página 6A informa que el número de repitencia en el año 2010 fue de 27,447 estudiantes en los niveles de media y premedia. Si tomamos en cuenta los datos del Ministerio de Educación del año 2009 en donde se informa que el nivel de repitencia ese año fue de 23,778, llegamos a la conclusión por simple matemática que la repitencia en el nivel premedio y medio se elevó en 15% adicional en el 2010.

Mucho se ha reiterado que el gasto en educación no es necesariamente el problema de nuestro país, que el gasto educativo en Panamá es uno de los más altos del área y que por tanto no es ésta la razón por la cual la educación está deteriorada. Esto es parcialmente cierto. Si comparamos a Panamá con países de nivel bajo como El Salvador, Nicaragua, Honduras y Guatemala, muy probablemente Panamá saldrá muy bien librada en esta comparación, sin embargo si la comparamos con Costa Rica veremos cifras no muy alentadoras.

En la reciente publicación de agosto septiembre de la revista “el economista”, una revista especializada en economía y negocios que se publica a nivel centroamericano vemos que a pesar que el PIB de Costa Rica es de 35,800 millones de dólares, mientras el de Panamá es poco mayor a los $27,000 según cifras del Banco Mundial, esto es que Costa Rica posee un PIB de casi 9,000 millones de dólares mayor que Panamá, el gasto público total de Costa Rica es de $10,000 mientras el de Panamá es de $13,000, lo que muestra un sector publico con mucho mayor gasto que el costarricense. Esto es así porque el estado panameño se adueña, mediante la carga impositiva fundamentalmente, del 25% del PIB mientras en Costa Rica el estado se apropia del 22% del PIB. (Banco Mundial). Sin embargo el gobierno de Costa Rica invierte el 5% de su presupuesto en educación mientras el panameño apenas dedica el 3.8% de su presupuesto a educación.

Un elemento colateral que posee relación con el asunto educativo es la salud. Mientras Costa Rica dedica el 6% de su presupuesto a salud Panamá solo dedica el 4%. Por algo el 17% de la población panameña, según cifras del Banco mundial se encuentra por debajo del nivel de desnutrición, mientras en Costa Rica menos del 5% esta desnutrida, Es muy probable que gran parte de esa población desnutrida tenga razones para no lograr aprobar el año escolar o bien se decide por desertar del colegio.

BIBLIOGRAFÍA
http://datos.bancomundial.org/pais/panama
http://www.meduca.gob.pa/
www.eclac.org/estadisticas
Diario La Prensa martes 20 de septiembre de 2011
Revista El Economista agosto-septiembre del 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada