LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

6 de septiembre de 2012

LOS ESTUDIANTES NO SE VAN DE VACACIONES

POR ORDEN DE LA MINISTRA



Por: Felipe Argote


La última movilización de los gremios  de educadores que precedió a la huelga, no convocó a más de trescientas personas, de las cuales la mitad eran grupos políticos universitarios. Sin embargo esto fue suficiente para paralizar gran parte de los colegios públicos del país. 

El paro fue garantizado mediante llamados a los padres de familia de no enviar a sus acudidos ya que ellos no garantizaban la seguridad de los mismos en caso de conflicto o enfrentamientos con la policía. Por supuesto que la mayoría de los padres cumpliendo con las normas que dicta el sentido común se abstrajeron del envío de sus hijos, garantizando con esto el triunfo del movimiento mientras muchos educadores fueron a sus puestos de trabajo, firmaron su asistencia y se negaron a impartir clases echando a los pocos estudiantes que fueron a pedir su atención, en especial a los graduandos, que temían no desarrollar su practica profesional y limitar sus posibilidades de triunfar en los exámenes de admisión en las universidades.

Justo Pastor Ramos Ganador del Concurso Nacional de Oratoria
Estoy convencido que responsabilizar a estos líderes sin capacidad de convocatoria de tener secuestrada la educación, es negarse a aceptar que la responsabilidad de la educación recae en el gobierno y sus autoridades. Si la alta dirigencia del ministerio tuviera la capacidad gerencial necesaria, los padres de familia hubieran desoído los llamados de los dirigentes de los balcanizados gremios de  educadores, los directores de escuela no hubieran permitido la permanencia de sus subalternos en las instalaciones sin trabajar y la gran mayoría hubiera optado por dictar las clases para evitar el descuento.

Ahora, ante la incapacidad de garantizar las clases durante los días de supuesta huelga, la ministra de educación decide castigar, no a los educadores que se sumaron al fracasado paro, sino a los estudiantes, eliminándole sus vacaciones de fin de trimestre para recuperar el  tiempo perdido.

Durante las violentas confrontaciones alrededor de la asamblea de diputados en los meses pasados, en donde los parlamentarios del gobierno pretendieron imponer a sangre y fuego unas leyes para terminar de desvalijar las arcas del estado, se dieron situaciones muy penosas.
·      
 El presidente de la Asamblea ordenó militarizar la cámara y evitar la entrada del pueblo a un recinto que constitucionalmente es público.
·        
 Los diputados de oposición rompieron a la fuerza la cerca y uno intentó golpear con una vara policial al vicepresidente del órgano legislativo
·        
 La policía golpeó y roció con gas pimienta a los ciudadanos que quisieron ejercer su derecho de entrar a la asamblea de diputados
·        
 Grupos de la sociedad civil se enfrentaron a la policía tirándole llantas encendidas
·        
 Grupos de estudiantes del Instituto Nacional se enfrentaron con piedras a la policía nacional

Casi todos los grupos sociales que cometieron excesos en esta confrontación pasaron impunes, y todas sus acciones fueron definidas como justificadas por el calor del momento. Todos menos uno. Los únicos que recibieron castigo fueron los adolescentes del  Instituto Nacional. Todos los demás pasaron impunes. La razón que se adujo fue que ellos eran estudiantes y debían dar el ejemplo.

Definitivamente que el deporte nacional es perseguir a los jóvenes, con énfasis en el sector estudiantil, ejerciendo castigos colectivos: por uno pagan todos…

Ahora se le eliminan las vacaciones a los estudiantes para castigarlos porque algunos, muy pocos de sus profesores, decidieron encerrase en sus salones. El Instituto América, uno de los colegios que fue filmado como ejemplo de que las clases eran normales durante la huelga, ahora es castigado con la eliminación de las vacaciones sin tomar en cuenta que muchos padres de familia ya tenían planes para pasar un tiempo en familia con sus hijos e hijas.

Mientras esto sucede, los diputados siguen dando ejemplo de pésima conducta, mientras disfrutan de su inmunidad parlamentaria.

Por favor escojan entre Macondo y el planeta bizarro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario