LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

22 de abril de 2015

DESARROLLO LOGÍSTICO Y EL FUTURO DE LA ECONOMÍA PANAMEÑA


Por: Felipe Argote

Un amigo economista con frecuencia  despliega  en sus análisis a futuro, una visión negativa de la economía panameña. Cuando lo incrimino de ser pesimista responde que no, que él no es pesimista, que es más bien un optimista bien informado.

Actualmente varios economistas han presentado una visión cuasi apocalíptica del futuro de la economía panameña. Esa  visión sostiene que en los últimos años ha sido el Estado el mayor generador del crecimiento económico, con una innumerable cantidad de obras públicas y macro proyectos como la expansión del Canal, el metro, las ciudades hospitalarias y la reorganización del sistema vial. Según ellos, al momento  de su terminación una masa amorfa de trabajadores desempleados pulularán como zombis por las calles de la ciudad. Adicionalmente debido a la duplicación del endeudamiento por parte del Estado, el gobierno no tendrá presupuesto para obras y por el contrario cargará con los desembolsos de los proyectos llave en mano a los cuales les llegará la fecha de pago. 

Este conjunto de elementos y otros iguales de traumáticos, los lleva a considerar  que existe una calamitosa tendencia de signo irreversible, que nos conducirá sin duda a la crisis económica. Esta tendencia, a su juicio, ya inició con la reducción de la actividad en la Zona Libre de Colón en un 12% en el 2014 debido a las ilegales sanciones por parte de Colombia y la inestabilidad económica en Venezuela. Las medidas legales que la Asamblea Nacional de Diputados discute para salir de la lista gris del GAFI abonarán en esta dirección por sus efectos sobre el Centro Bancario. Solo esperan la elevación de las tasas de intereses actualmente extraordinariamente bajas, que completen los elementos para una tormenta perfecta, con una desaceleración de la actividad económica que llevaría pues a una crisis en las finanzas públicas, incapaces de poder cubrir los saldos vencidos de la deuda, lo que a su juicio conduciría inequívocamente a la creación de nuevos impuestos. El infierno de Dante.

Yo personalmente no veo el futuro apocalíptico y considero inexactos los pronósticos de caos. Aunque me preocupa la sobre inversión estatal y sus efectos inflacionarios, tanto como los sobrecostos producto de la corrupción y del sistema llave en mano, en donde el que construye consigue el financiamiento, lo que eleva los costos en forma geométrica, en Panamá la relación Deuda/PIB se ha reducido en vez de aumentar debido al crecimiento de la actividad económica.

Sobre el futuro de nuestro país, sin embargo, existen algunos elementos que mis colegas
no toman en cuenta. El crecimiento de la economía panameña en los últimos diez años a un promedio asombroso de 8.5% tiene su génesis en la recuperación del Canal.  La economía panameña desembarazada de los límites que imponía un Canal militar en manos extranjeras, aprovechó la transición hacia un Canal panameño con perspectiva comercial, lo que desarrolló áreas de la economía que mostraron aumento en más de dos dígitos. Tal es el caso de la construcción (14%), el transporte (13%), las minas y canteras (13%) y los restaurantes (10%). El turismo sigue en crecimiento y no ha llegado aún a su madurez, la construcción fuera del área del Canal sigue su nivel ascendente financiado por la alta inversión extranjera, el transporte se ha limitado en su crecimiento debido a la crisis económica de los países desarrollados, pero ahora, en especial Estados Unidos, muestra signos de recuperación. Un sector que está en franco crecimiento y que necesita absorber mucha mano de obra es la minería.

En el 2014 el PIB mostró un crecimiento del 6.2%. Para algunos esta desaceleración con respecto a los 8.4% del 2013 son malas noticias porque añoran los crecimientos espectaculares de dos dígitos. No analizan que estos crecimientos empujados por una irresponsable sobre inversión y endeudamiento, por definición viene acompañada por altas tasas de inflación. Un crecimiento en el 2014 del 6.2% con niveles de inflación del 2.6% tendría una tendencia a la baja en el 2015 si el Estado goloso por la reducción del precio de la gasolina no hubiera cometido el error de aumentar el precio de la electricidad, mediante una reducción demasiado rápida del subsidio, que bien podía darse en escalas temporales.

Es preferible un crecimiento del 6.2% con inflación del 2.6% que un crecimiento del 10% con inflación del 8% que llego a 15% en comidas y bebidas.

No quiero dejar en las bocas el sabor de que todo está perfectamente y que tan solo debemos sentarnos a esperar el paso del desfile de la bonanza económica en los próximos años. Es cierto que la Zona Libre de Colón y el Centro Bancario que de paso mostró niveles de crecimiento en las utilidades del 20% se verá afectado por las medidas anti lavado de dinero, sin embargo, si no advertimos la fabulosa oportunidad que tenemos enfrente de explotar más y mejor nuestra posición geográfica desarrollando el sector logístico como antes lo hizo Singapur, bien justificada tendríamos la desaceleración mayor de la economía a niveles peligrosos.

La actividad portuaria en Panamá se ha convertido en la más desarrollada de Latinoamérica, la expansión del Canal se presenta a tiempo para aprovechar el fabuloso crecimiento en las exportaciones de gas natural de Estados Unidos hacia el Asia, con la mejor ruta para este trasiego y la posibilidad de crear un centro de distribución de este gas natural que tiende a desplazar al petróleo.


Tan solo una miopía política o serias limitaciones en la formación de un equipo con capacidad en la elaboración teórica y práctica, impediría diseñar un modelo de desarrollo ligado a nuestra posición geográfica, la misma que nos ha dictado a gritos por más de 500 años que es ésta nuestra ventaja comparativa y que debería ser ya nuestra ventaja competitiva si no hubiésemos pospuesto año a año, gobierno a gobierno, la elaboración y aplicación de una clara política de desarrollo del sector logístico en  nuestro país.

Si te pareció interesante te recomiendo


No hay comentarios:

Publicar un comentario