LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

13 de noviembre de 2010

LA LEY DE SAY

JEAN BAPTISTE SAY
Por: Felipe Argote


Loi des débouchés o la Ley de los Mercados plantea que en última instancia los productos se intercambian en el mercado por otros productos o dicho de otra manera toda oferta crea su propia demanda. Según esta ley todo producto se paga con producto. La lógica es que cualquiera que produce un bien está deseoso de salir a cambiarlo por una compensación económica. Luego este productor está impaciente por recibir esta compensación porque desea utilizar el dinero para adquirir un bien con lo que crea una demanda igual a la oferta de su producto inicial.

El que enuncia esta elaboración teórica es Jean Baptiste Say un economista clásico que publico el Tratado de de Economía Política en 1804. Nació en Francia en 1767 y murió en 1832.

Este es un economista ubicado en la corriente clásica que logró la celebridad mediante la presentación de la llamada Ley de los Mercado ahora conocida como Ley de Say. La conclusión de su enunciado determina que es entonces imposible que existan periodos prolongados de sobreproducción o de subconsumo porque todos los productores tienen como objetivo la adquisición de otros productos luego de completar la realización de su producto mediante el adquisición de un monto determinado de dinero.

Esto siempre que no haya interferencias tales como guerras, plagas, malas influencias o decisiones de los gobiernos que interfieren con la actividad económica. Sin embargo Say tuvo sus detractores. Primero Malthus y un siglo después Keynes quienes rechazan la imposibilidad de subconsumo con el argumento de que puede existir acaparamiento.

Say era contrario a la llamada Teoría del Valor Trabajo de Smith y Ricardo sustentando que el valor de un producto es igual a la utilidad que les brinda a las personas que lo adquieren. Esa utilidad es pues relativa ya que depende de las necesidades de cada persona, del tiempo y del lugar. Esto es pues un criterio que sustenta que el valor del una mercancía no es objetivo como aboga la teoría del valor trabajo en donde el valor de un producto es el valor necesario para producirlo medido en hora hombres sino por el contario es un valor subjetivo ya que depende de los gustos y necesidades de los demandantes.

Esta concepción es luego impulsada por los marginalistas e influye por tanto en la concepción neoclásica de la economía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario