LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

30 de enero de 2010

CHAFLANESCO

EL CASO DE ANA MATILDE GÓMEZ

Por: Felipe Argote


Este espacio de opinión análisis y elaboración teórica no puede ser un mero espectador cuando esta en peligro la estabilidad democrática. Recuerdo cuando era un niño de corta edad la confrontación entre Max del Valle y Marco Aurelio Robles. Ambos se pasearon en la calle frente al palacio legislativo luciendo en el pecho una cinta tricolor que según ellos los acreditaba como presidentes de la Republica. Uno reconocido por la guardia nacional y el otro por una asamblea de diputados de los cuales un par de partidos de la alianza de gobierno se pasaron a la oposición y destituyeron al presidente para colocar al vicepresidente. La ciudadanía panameña, que con su alma caribeña le arranca siempre a su desgracia un pedazo de jocosidad, vio pasearse a un tercer presidente: era el popular Chaflán, un payaso urbano que deambulaba con su escudero, el niño Roberto Duran, por las calles desarrollando actos de comicidad. Sus ocurrencias eran retribuidas por el público con muchos aplausos y unas pocas monedas. Pues Chaflán también se paseó con una cinta tricolor en el pecho en medio del tumulto de la convulsionada ciudad, mientras la multitud se desternillaba de la risa.

Han pasado cuarenta años y la clase política no ha aprendido nada. Ahora el presidente pone a sus fichas en la corte suprema de justicia a contrapelo de la opinión de la sociedad civil. Luego los utiliza para apenas tomado el cargo separar a la procuradora general de la nación, Ana Matilde Gómez. Pero, ¿Qué razones de fondo sustentan estos magistrados para separar a la procuradora?

Pues bien. En el año 2005 un señor humilde de nombre Miguel Zambrano residente en La Chorrera le pide al fiscal Arquimedes Sáez, quien estaba a cargo de un caso en donde la hija de Zambrano se encontraba detenida, que no solicitara su traslado de la cárcel de Chorrera a la cárcel de mujeres, ya que ella tenía una hija recién nacida. El fiscal Sáez le solicitó y obtuvo 600 dólares por el favor. Luego le pidió por un intermediario dos mil dólares a cambio de otorgarle una medida cautelar. El señor Zambrano en forma muy valiente puso una denuncia por extorsión contra el fiscal Sáez.

El fiscal Luis Martínez, quien toma la denuncia, lo hace comunicarse con el intermediario de Sáez y pone el altavoz de su teléfono. Mediante este mecanismo se confirma que el intermediario solicita los dos mil dólares a nombre del fiscal Sáez. Se monta un operativo con billetes marcados y se comprueba efectivamente que el intermediario recibe el dinero y se lo entrega a Sáez.

Posteriormente el fiscal Sáez atrapado infraganti con el dinero marcado acusa a la procuradora de intervenir su teléfono. La denuncia del fiscal coimero es lo que toma la Corte Suprema de Justicia como razón para destituir a la procuradora General de la Nación.

Podríamos decir que este es un claro mensaje para que nadie se atreva a perseguir a los corruptos porque puede pagarlo muy caro, pero esto no es lo mas grave. Por lo evidente que la razón de la destitución de Matilde Gomez esta traída de los cabellos y de que los nuevos magistrados o sus suplentes han actuado con una celeridad inusitada, se demuestra que el objetivo es controlar todas las instituciones del estado a cualquier precio, con independencia de la opinión pública y con irrespeto a la inteligencia de los ciudadanos.

El fallo se conoció el jueves, mientras estaban de viaje el presidente Martinelli y su vicepresidente Varella a quien el primero no lo aparta de su lado, tal vez porque ya conoce el cuento de Max Del Valle y Marcos Robles. A pesar de que ambos están fuera del país, se dio a conocer un comunicado por parte del Consejo de Gabinete nombrando a Giuseppe Bonissi como procurador suplente. O bien ya sabían el resultado de la resolución de la Corte antes de que los magistrados votaran o el Consejo de Gabinete se reúne en forma virtual o como dijo alguien por blackberry.

Hoy el país amanece con tres procuradores: Ana Matilde Gomez, Giuseppe Bonissi y el fiscal Luis Martínez, nombrado como procurador suplente por Ana Matilde Gómez.

Lástima que murió Chaflán, aunque la situación se presenta tan seria que tal vez no dé lugar siquiera para este tipo de ocurrencias chaflanescas.

La real academia de la lengua aceptó el término cantinflesco. A nombre de los panameños exijo la equiparaciòn del término chaflanesco que he acuñado, ya que nos puede ser muy útil en el futuro inmediato¿Qué tal?
Si te pareció interesante, te recomiendo:


MACONDO Y LA UTILIZACIÓN DE LOS SIMBOLOS PATRIOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario