LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

30 de enero de 2010

LA DANZA DE LOS MILLONES

Por: Felipe Argote


La década de los setentas del siglo pasado fue una época de grandes acontecimientos, de cambios y sobre todo de crisis a nivel político. La derrota del ejercito norteamericano en Vietnam, la gran cantidad de gobiernos militares, la eliminación del patrón dólar oro y la crisis del petróleo. Pero también fue la década de la llamada danza de los millones. Cómo se inicia y cual fue el corolario de tal situación es lo que intentaremos transmitir.

A principios de los sesentas existían siete compañías petroleras que funcionaban como un cartel y que controlaban el mercado del los hidrocarburos imponiendo el precio de venta tanto como el precio que se pagaba a los países petroleros. En 1960 este cartel conocido como las “Siete Hermanas” decidió disminuir el precio del crudo que les pagaban a los países productores. Era la Esso de Estados Unidos, la Shell de Holanda, la Bristish Petroleum de Inglaterra, la Exxon Mobil de Estados Unidos, la Chevron de Estados Unidos, la Gulf de Estados Unidos y la Texaco de Estados Unidos.

Con el fin de tener mayor poder de negociación y procurar elevar los precios que pagaban estas compañías a los países productores de petróleo, un grupo de estos países conforman la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Los fundadores fueron Arabia Saudita, Iraq, Irán, Kuwait y Venezuela.

Trece años más tarde, El 6 de octubre de 1973, Siria, Egipto, Jordania e Irak atacan las posiciones de Israel. Este conflicto termina con la ocupación por parte de Israel de gran parte de los territorios de los países atacantes. Esta es la llamada guerra del Yum Kipur.

Como parte de su estrategia, los países árabes declaran un embargo petrolero a los países que colaboraron con Israel en la guerra. Específicamente suspenden la venta a Estados Unidos y a Holanda, pero también a Sudáfrica y Rodesia. Luego deciden reducir la producción para contraer la oferta y elevar el precio del crudo. Este se eleva de 3 dólares el barril a 3.65 dólares el barril. Este embargo según puede colegirse incluye a seis de las siete hermanas del cartel petrolero con la única excepción de la British Petroleum ya que Inglaterra se mostró imparcial en el conflicto y junto con Francia decidió suspender la venta de armamento a ambas partes.

Era un periodo de grandes tensiones. Estados Unidos estaba saliendo a toda velocidad de Vietnam despues de firmar el armisticio mientras el vietcong avanzaba hacia el sur, pero también se enfrentaba a grandes movilizaciones de sectores internos contra la guerra y su economía estaba en franco deterioro. Richard Nixon había suspendido unilateralmente los acuerdos de Bretton Woods que establecían desde 1944 la relación dólar oro como patrón internacional. Estados Unidos se negó a cambiar los excedentes de dólares de los países europeos por oro. No había condiciones pues para meter al país en un nuevo conflicto armado a pesar de la gran debilidad bélica de los países árabes frente a Estados Unidos. Luego de diversas negociaciones se levanta el embargo el 17 de marzo de 1974. El precio del petróleo se había cuadruplicado llegando hasta 12 dólares el barril.

Este elevado aumento en los precios del crudo llevó a un gran flujo de efectivo hacia los países petroleros, en general países subdesarrollados. Estos países no contaban con la estructura económica ni financiera capaz de manejar los grandes flujos que recibieron. No contaban con bancos que pudieran colocar estos ahorros en créditos hacia los sectores productivos, por lo que el flujo en gran parte rebota hacia los bancos de los países desarrollados. Estos bancos se ven posteriormente tan colmados de petrodólares que en un momento no tiene a quien prestarle. El CITIBANK norteamericano vio la salida a la crisis de sobre liquidez con estas palabras lapidarias: los estados no quiebran.

Esto inicio la llamada danza de los millones. Millones de dólares en forma de crédito hacia los países subdesarrollados, sin control, sin criterio y sin la esperanza de ser pagados al plazo convenido. Tan solo una forma de colocar los dineros que sobrepasaban las posibilidades de los grandes bancos. Así ese dinero ayuda a alimentar a los gobiernos civiles corruptos primero y luego a las dictaduras militares que vieron la posibilidad de manejar estos grandess créditos para su propio usufructo. Así se nutrieron la mayoría de las dictaduras latinoamericanas de derecha y las de izquierda populista. Le cayeron al verde dinero fácil como marabunta a un verde campo de hortalizas. Cual vorágine iniciaron solicitando préstamos y luego prestamos para pagar los intereses, luego prestamos para pagar los intereses mas los capitales. Miles de millones de dólares dilapidados en:

• Armamento

• Consumo

• Corrupción

• Aventuras financieras de particulares

Se crearon instituciones financieras tipo COFINA en donde el estado participaba como accionista. Así un inversionista solicitaba y obtenía financiamiento de la institución financiera estatal para un proyecto. El estado se convertía en socio del inversionista por lo que si el negocio iba bien el estado ganaba dividendos pero si iba mal y quebraba el estado perdía su inversión porque era un accionista más en el proyecto. Muchos fracasaron y en su fracaso se llevaron el capital estatal.

Parte de los inversionistas y ante la gran inestabilidad de los países plagados de dictaduras y por tanto de inestabilidad política y social preferían solicitar el financiamiento pero desviarlo hacia países más estables, o sea los países desarrollados, con lo que nuevamente los petrodólares rebotan hacia los países del primer mundo.

Como la pirámide de Ponzi, este danza de los millones terminó cuando México informó a las instituciones financieras que no podía pagar sus saldos vencidos. Esto ocurrió en 1982. Desde este momento se cierra el periodo de la danza de los millones y se abre el de la crisis de la deuda, la llamada década perdida.

Actualmente, luego de casi sesenta años del nacimiento de la OPEP, el Financial Times, el prestigioso periódico internacional de negocios, ha presentado la lista de las nuevas siete hermanas, éstas son las siete mas poderosas compañías estatales de petróleo de países no miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) mejor conocido como el club de los países ricos. Estas compañías estatales son las siguientes: Arampco de Arabia Saudita, Gazrom de Rusia, CNPC de la República Popular China, NIOC de Irán, PDSA de Venezuela, Petrobras de Brasil y Petronas de Malasia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario