LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

11 de marzo de 2013

ORQUESTA JUVENIL CONEXIÓN LATINA PANAMÁ



Por: Felipe Argote

¡Increíble!. Un grupo de adolescentes tocando salsa de la buena. Como diría el brujo: de salseros de acero. Interpretaciones que en su momento hicieron famosas Joe Arroyo, Héctor Lavoe, El Gran Combo de Puerto Rico y Tomy Olivencia, entre otros.

Nada que ver que uno de los trompetistas sea mi hijo Jahir. Siempre pensé que si no le desagradaba al menos no le gustaba la salsa. Seguramente igual que lo pensó mi padre, cuando escuchaba su música de Beny Moré los domingos, que a mi me importaba un rábano y que era incapaz de apreciar la música de Casino de La Playa, del sargento Chicho Vallejo, el trió matamoros y del bigote que canta Bienvenido Granda cuando interpretaba aquello de: 

Total

Si me hubieras querido

Ya me hubiera olvidado

De tu querer


Total

Si no tengo tus besos

No me muero por eso

Ya yo estoy cansado

De tanto besar


Viví sin conocerte

Puedo vivir

Sin ti

Ya sé que no es cierto. A pesar de mi aparente desinterés por la música cubana, por el son, el bolero, la rumba, el guaguancó y  la plena, al pasar de los años aprendí a apreciarla y hoy soy uno de los que la disfrutan sin haber vivido en aquella época.

Igual debe haber sucedido con Jahir, mientras escuchaba la buena música de salsa que yo disfrutaba los fines de semana, algo le habrá quedado en su subconsciente, que afloró años después al reunirse con sus amigos de la banda de música del Instituto Episcopal San  Cristobal. Estos jóvenes organizaron hace un par de años por iniciativa del estudiante Daniel Maza, la orquesta Conexión Latina, El último año ha sido dirigida por Luis Zambrano, con la participación entre otros del virtuoso del piano Steven, conocido como manos locas, Felipe, Raul y Edwin en los trombones, Ana Patricia en el bajo, Thereza y Carlos como vocales, Antonio en los timbales, Vladimir en el bajo, Carlos en lo guitarra, David en las congas y por supuesto Saby Williams en la primera trometa. Todos hasta el mes de diciembre estudiantes del Instituto Episcopal San Cristobal.

Las interpretaciones de Thereza, la cantante de la educada voz, sorprenden gratamente a propios y extraños por la calidad de su vocalización y la juventud de quienes interpretan una música que no tiene nada que ver con su época actual, ni con el ambiente musical cargado de algo que le dicen equivocadamente reague, de reguetón, de algo que le dicen bachata sin serlo, ya que la bachata, un híbrido del bolero, no se toca con una guitarra eléctrica desafinada, y de música electrónica.

La calidad de su música tiene mucho que ver con el profesor Earl Graves, el estricto profesor director de la banda de música del colegio, quien no permite nada menos que la perfección en la interpretación de los instrumentos musicales. Por su parte la compresión del género tiene relación a mi juicio con la genética. La influencia de la sangre latina caribeña en la música panameña, no puede ser descartada aun con la gran cantidad de publicidad anglófona, que intenta hacer creer a la juventud que el fabuloso género del reague de Bob Marley, aquella música suave y con contenido poético, y el rap, el género nacido en las calles de Nueva York, Boston, Chicago y Los Ángeles son la misma cosa.

Espero sinceramente que Conexión Latina no sea de vida efímera. Varios de los estudiantes de secundaria se han trasformado en universitarios. Sus intereses, sus vidas, sus prioridades han variado  y con esto se distancian un poco los integrantes de la orquesta.  Sin embargo la magia de la tecnología guardará para siempre sus caras de adolescentes del segundo decenio del siglo XXI, interpretando música de la década del setenta del siglo pasado. En especial las caras juveniles de Saby y de Jahir.

Para ver Conexión Latina:


Si te pareció interesante te recomiendo:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario