LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

12 de diciembre de 2009

EL KILIMANJARO

UNA MONTAÑA NEVADA EN MEDIO DE LA SELVA AFRICANA

Por: Felipe Argote


La leyenda de una montaña nevada en medio del continente africano fue muchas veces denunciada como mito por los europeos. Esto a pesar de que por muchos años estuvo en la vía de paso de las caravanas de esclavos procedentes del centro de África y cuyo destino intermedio era Zanzíbar nombre que en persa significa costa de los negros o también llamada al igual que las islas Molucas, isla de las especies.

Sin embargo los comentarios no cesaban de escucharse. Los relatos provenían de los originarios de las islas Unguja y Pemba ubicadas frente a la costa este de África, donde desde el siglo XII al XIX se centralizaban los miles de esclavos que eran cazados como animales por los traficantes árabes, luego por los persas y más tarde por los ingleses. Estos relatos hablaban de una gran montaña que se elevaba por encima de las nubes y habitada en sus faldas por la terrible tribu caníbal de los chaggas.

Mucho antes, en el siglo II antes de Cristo, el astrónomo griego Ptolomeo ya se refería a un lugar misterioso al sur de Somalia habitada por caníbales y con una gran montaña nevada. Luego en el siglo XII comerciantes chinos se refieren a una gran montaña al oeste de Zanzíbar.

No es sino hasta hace 170 años en que William Cogley y otros exploradores ingleses se internan por esta parte de África en busca de las fuentes del Nilo, que hacen referencia a la existencia de esta gran montaña nevada en medio de la selva. Dos años después Johannes Rebbman, un misionero alemán escuchó sobre la existencia de esta enorme montaña nevada y decidió ir a ubicarla. Para esto solicitó y obtuvo un permiso con la excusa de querer buscar nuevos lugares para instalar misiones cristianas. Dos semanas después de iniciada la travesía localizo el llamado monte Chagga. Esto fue lo que escribió:


“Esta mañana hemos visto los Montes de Jagga más claramente que nunca, a las diez horas vi en la cima una nube blanca deslumbrante. Mi guía me dice que lo blanco que veo es sencillamente “frío”, lo que me hace entender claramente que no podía ser otro cosa más que nieve”.

Después de muchos intentos por diversos grupos de ingleses alemanes y húngaros la cima del Kilimanjaro solo fue alcanzada el 6 de octubre de 1889, hace 120 años, por la participación como guía del miembro de la tribu Chagga Yohana Lawdo, junto con los alemanes Hans Meyer y Ludwig Purtscheller. De Yohana Lawdo se dice que murió en 1997 a los 127 años de edad.

El Kilimanjaro es un volcán con tres cráteres: Kibo (esperanza en chagga), Mawenzi (5149 m) al este y el Shira al oeste. El Kibo, cumbre principal, tiene 2500 metros de diámetro. Su última erupción fue hace 360,000 años. Lo más interesante de este estratovolcán es el contraste entre su gran elevación de 5,895 metros coronada por un enorme glaciar en medio de la llanura africana, con el ardiente clima tropical de Tanzania, el país formado por Tanganica y Zanzíbar. De hecho la palabra Tanzania es la unión de los nombres de sus dos componentes al unirse en 1964.

Actualmente el glaciar esta desapareciendo muy rápidamente. Se calcula que en el año 1900 conformaba un área de doce kilómetros cuadrados. Sin embargo actualmente solamente ocupa 2 kilómetros cuadrados. A esa rata es muy probable que desaparezca en ciento diez años. El calentamiento global del planeta no parece ser lo suficiente para que se desarrolle esta tendencia. Se cree que posiblemente se debe a un lento despertar de este coloso evidenciado por la existencia de fumarolas que pueden verse surgir ocasionalmente.

Tal vez seamos una de las últimas generaciones que puedan atestiguar sobre la existencia de esta montaña nevada en medio de la selva africana de Tanzania, el país donde nació el muy famoso cantante Farrokh Bommi Bulsara mejor conocido por su seudónimo Freddie Mercury líder de la banda Queen quien murió de SIDA en 1991.

No hay comentarios:

Publicar un comentario