LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

7 de noviembre de 2013

BAY RUM



Por: Felipe Argote

Tal vez para nuestros hijos el término bay rum les resulta tan desconocido como la pomada china, el agua de maravilla y el tricófero de barry. Sin embargo para nuestras abuelas el bay rum era la solución para casi todos los problemas. Tanto era bueno para masajes, dolores y achaques como lo era para utilizar como desodorante o bien como colonia o perfume.
Sin embargo la historia del bay rum es tan interesante como el producto  mismo y resulta muy poco conocido para las nuevas generaciones. Entre quienes utilizaban el bay rum, pues… la mayoría ya no están aquí para contarlo, pero para quienes aun tuvimos referencia de su utilización por nuestra madres y abuelas esa botella transparente con una hoja verde en la etiqueta y un olor tan inconfundible como penetrante nos puede resultar interesante  la historia de su procedencia.
El bay rum es oriundo de las islas vírgenes, anteriormente conocidas como islas vírgenes danesas, que en 1917 fueron compradas por los norteamericanos por 17 millones de dólares y fueron denominadas Islas Vírgenes norteamericanas.
Estas son tres de un grupo de muchas más islas denominadas por Cristobal Colón Islas Vírgenes de Santa Úrsula relacionándose con Santa Úrsula y sus 11,000 vírgenes, una historia muy popular en la época de Colón. Ahora se sabe que los primeros pobladores de estas islas datan del año 1,000 antes de Cristo por grupos llamados saladoides. Luego fue ocupado por los indios taínos que centenares de años más tarde tuvieron que disputar sus territorios con los caníbales indios caribes.
Sus enfrentamientos fueron permanentes hasta la llegada de los españoles en que se unieron desde Puerto Rico a todas las islas de los alrededores que cohabitaban para enfrentar a los ibéricos que los esclavizaron. Ante esto, la iglesia católica declaró a ambas tribus, caribes y tainos como caníbales, por lo que llamó a todos los españoles a esclavizarlos o mejor aniquilarlos. No tuvo que pasar mucho tiempo para que se aplicara el mandato de los buenos curas católicos. Ya en 1519 toda la población, tanto taina como Caribe, había sido aniquilada por completo en todas las islas vírgenes. Esta islas permanecieron deshabitadas o como guarida de piratas hasta el siglo XVII en que aparecen los primeros pueblos habitados por aventureros europeos.
Ya ocupado por los daneses en el siglo XIX un químico llamado Albert Heinrich Riise, a quien le
llamó la atención que los habitantes usaban las hojas de una planta denominada Pimienta acris o bay tree para todo tipo de dolores y hasta para controlar la fiebre, decidió procesarla en 1838 mediante dos destilaciones combinadas con alcohol de caña, que dio como resultado el famoso bay rum. El nombre es la combinación de bay por la planta bay tree y rum porque se destilaba en alcohol de caña o ron. La demanda del producto fue catapultada por el uso que le daba como colonia el príncipe Alberto de Dinamarca, el consorte de la reina Victoria. Con esto el bay rum se convirtió en la esencia de la época victoriana

Para finales del siglo XIX ya se exportaban no menos de 36,000 galones de bay rum desde St Thomas. Durante la época de la prohibición o ley seca en Estados Unidos, el producto llegó a prohibirse por el gobierno federal porque a pesar que su etiqueta decía solo para uso externo, su nivel de alcohol podía ser utilizado como bebida embriagante.
Después de la segunda guerra mundial un marinero norteamericano llamado John Webb, quien había conocido la historia del bay rum mientras estuvo estacionado como parte de la tripulación de un submarino norteamericano, regresó a San Thomas y fundó la West Indies Bay Company.
Luego la compañía pasó a la gigante farmacéutica de Werner Lamberte quien decidió llevar la fábrica a Texas donde pronto se dieron cuenta que por la diferencia en el agua la esencia no podía lograr la misma fragancia que en Saint Thomas. La compañía entonces fue vendida a un empresario de Islas Vírgenes que levantó nuevamente la West Indies Company y produjo el bay rum que seguramente llegó años atrás a nuestros olfatos infantiles.

Si te pareció interesante, te recomiendo :




No hay comentarios:

Publicar un comentario