LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

2 de septiembre de 2010

COMO ANDA LA ECONOMIA PANAMEÑA

Por: Felipe Argote

Me remito a mi artículo del mes de diciembre “PANAMA: PRESUPUESTO GENERAL DEL ESTADO 2010-09-02”


En este escrito me refería a las premisas que tenía el presupuesto general del estado para el año 2010, o sea los supuestos que sustentan las variables que dan como resultado la perspectiva de la situación económica del país.

Según esto, el Ministerio de Economía y Finanzas consideraba que en el año 2010 el Producto Interno Bruto del país crecería en un 3.5%, el desempleo bajaría al 5% y la inflación se reduciría a tan solo el 3%.

Tomando como elemento de análisis la llamada curva de Phillips en donde se demostró una relación inversamente proporcional entre el desempleo y la inflación y conociendo de antemano que esta relación no es infalible, ya que como se experimentó en la década de los setenta con el fenómeno llamado estanflación, esta regla no se puede utilizar mecánicamente, pero sirve de herramienta de análisis.

En aquel momento afirmamos que era muy difícil estar de acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas en el sentido que esperaban un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3.5% que aceptamos realista, una reducción del desempleo a niveles del 5% y un índice de precios al consumidor que se elevaba a tan solo 3%.

Si bien aun no se ha terminado el año, ya podemos visualizar una tendencia sobre estas variables macroeconómicas. Según la contraloría general de la república el índice de precios actualmente se eleva a 3.2% hasta el mes de agosto, lo que está por encima del esperado por el Ministerio de Economía. Tan solo en el mes de abril el índice de precios estuvo oficialmente por debajo del 3% ya que presentó un aumento del 2.6%. En julio sin embargo se elevó a 3.4% empujado definitivamente por la aplicación del aumento del 40% en el ITBMS. Este impuesto al consumo, que según algunos economistas no iba a tener efecto sobre el índice de precios, al final se comprueba que sí lo tuvo, ya sea porque algunos comerciantes se montan en la dinámica del aumento del impuesto para subir los precios de los productos o ya sea porque parte de estos impuestos, especialmente el selectivo al consumo, no puede traspasarse al cliente por lo que se le carga a la misma mercancía, o porque algunos insumos pagan ITBMS pero el producto final no lo paga, por lo que se traslada directamente al precio.

El crecimiento del PIB en el primer trimestre fue de 4.9% por encima del 3.5% esperado por el MEF, pero el desempleo no bajó al 5% sino que se mantuvo en el 6% para beneficio de la inflación. De haber disminuido el desempleo, no me cabe duda que el nivel de inflación seria superior.
Hay que tomar en cuenta que debido al poco crecimiento de la economía norteamericana, por debajo de lo esperado por los analistas y el peligro de una nueva recesión en Estados Unidos, el muy mencionado “double dip”, se teme más bien la posibilidad de una deflación, esto es una disminución en los precios. De darse esta nueva situación, la economía panameña se verá enfrentando vectores de signos contrarios lo cual, a mi juico, no nos llevaría a una reducción de precios, de ninguna manera, ya que por ser una economía fundamentalmente oligopólica los pocos ofertantes que controlan el mercado no permiten un nivel adecuado de competencia. Pero sí habría una reducción en los niveles inflacionarios, pero a la vez una reducción en el crecimiento por el efecto dominó que tiene la economía norteamericana hacia el resto del mundo y especialmente hacia los países de su periferia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario