LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

25 de septiembre de 2010

MUJERES AL PODER

Por: Felipe Argote


He escuchado en un programa radial, con mas tristeza que indignación, la discusión sobre la participación de las mujeres en la política y más específicamente en los partidos políticos. La posición la llevó a la radio una activista del grupo del Foro de Mujeres de Partidos Políticos.

Ante el argumento de la necesidad de aplicar algo así como una política de acción afirmativa o la discriminación al revés como decía Kennedy, tanto el asustado político metido a comentarista radial, como todos los hombres que llamaron a la emisora, se mostraron mínimamente indignados por la osadía de querer obligar a los partidos a postular un 50% de mujeres en sus listas electorales.

Mientras tanto la activista se defendía afirmando que las mujeres no estaban preparadas a participar en política por la estructura social que las obligaba a ocuparse del hogar, de los niños, vamos por la discriminación y los prejuicios de la sociedad. Sustentaba que por tanto era necesario para promover la participación de las mujeres en los partidos políticos que se le diera oportunidad a las mujeres pese a su escaza formación política.

Evito al máximo entrar en polémica en éstos temas, pero debo decir que difiero de la tesis tanto de los machistas femofóbicos, como de las activistas de partidos políticos que intentan obligar a los dirigentes a integrar más mujeres en sus nominas.

Actualmente solo existen 6 diputadas de un total de 71 curules:

Marylin Vallarino Cambio Democrático Panamá

Crescencia Prado PRD Comarca Gnobe Buglé

Ana Castañeda Unión Patriótica Coclé

Dalya Bernal Cambio Democrático San Miguelito

Irasema Ayarza PRD Colón

Yanibel Ábrego Cambio Democrático Panamá

Esto apenas representa un débil 8.5% del total de curules, siendo que actualmente existe un 51% de la población de mujeres y un 49% de hombres en Panamá. Esto demuestra un fenómeno que debemos ubicar para corregir el entuerto.

Cuento con registros electrónicos en Excel office de mis últimos cinco años de los quince que llevo dictando clases de maestría. Puedo afirmar con vehemencia que el 80% de mis estudiantes son mujeres contra un endeble 20% de hombres. Basta con asomarse a las estadísticas de la Universidad de Panamá y la de Universidad Tecnológica y veremos que en las graduaciones la mayoría son mujeres, inclusive en carreras como medicina, derecho e ingeniería. La proporción es mayor entre los cuadros de honor. Hasta hace poco asistía regularmente a las graduaciones de la Universidad interamericana y de la ULACIT y soy testigo que en la mayoría de los casos los cuadros de honor los ocupan las representantes del sexo femenino.

Yo he elaborado una tesis sobre las causas que determinan la no participación de las mujeres en politica partidista. Tal vez no es una elaboración con todas las caracteristicas de una investigación cientifica pero me juego mi prestigio por esta elocubración teórica.

Creo que la baja participacion de las mujeres se debe principalmete a que todos los partidos legales estan tan desprestigiados que las mejores mentes, tanto de mujeres como de hombres, pero mas de mujeres, se niegan a ser parte de estos putrefactos organismos. En cambio si ubicamos a las personas, hombres y mujeres, que sin participar en politica partidista tiene las caracteristicas sobradas para ocupar cargos importantentes en el estado las encontraremos a la cabeza de las organcaciones civiles. Yo tengo una lista a priori: Angélica Maytin de Transparencia Internacional, la ex procuradora Ana Matilde Gómez, Raisa Banfield de los grupos ambientalistas, Nelva Reyes educadora, Magali Castillo de la sociedad civil. Tu dime alguien.

Como es evidente todas poseen gran prestigio y estan plenamente capacitadas para ser electas a cualquier posición política, pero ninguna participa en los actuales partidos. Estoy convencido que debido a que estos no poseen suficiente credibilidad.

La discriminación y el doble compromiso de las mujeres en el trabajo y el hogar no son un mito, pero asi como por encima de esto ocupan lugares importantes en su formación educativa, tambien participan en la vida politica, pero definitivamente que no en los actuales partidos.

2 comentarios:

  1. Doctor, como siempre muy atinados sus comentarios. Cierto es como la mujer se está empoderando poco a poco. Es claro ver como bien señala en el plano educativo como la mujer registra en mayor indice de matriculas en todas las Universidades del país, y más aún escalando a estadios superiores de preparación. La no participación de la mujer en nuestros días se debe a mi pensar, al poco interés de volcarse al tema político, más bien ocupan su nivel profesional en otras actividades empresariales no propiamente destinadas al servicio público.

    Su papel simultaneo como jefas del hogar siento que nos cambiará con lo tradicional, pero en mayor esfuerzo para ellas harán equitativo su tiempo para su vida profesional.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por error de edición el articulo no salio completo. Solucionado el problema lo presento completo

    ResponderEliminar