LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

25 de abril de 2012

CUENTOS DESDE CHINA: SHANGHÁI


Por: Felipe Argote

Desde el piso cuarenta y seis del Double Tree hotel Sofitel puedo otear los puentes impresionantemente adornados con luces de colores sobre el rio Huangpu. En el camino sobresalen  edificios de más de 80 pisos. El Jin Mao, décimo edifico más grande del mundo y por supuesto el espectacular Shanghái World Financial Trade Center con sus 485 metros de altura, el tercer edificio más grande del mundo, solo superado por el Burj Califa de Dubai de 636 metros y las torres Abraj Albait en Arabia Saudita con 559 metrtos. En Panamá y Latinoamérica el edificio más alto es el Trump Ocean Club de 293 metros de altura hasta que se inaugure el dificio costanera en Santiago de Chile de 300 metros de altura, hasta que se inaugure la torre 2 del Megapolis en Panamá que tendrá 340 metros de altura.

Es interesante que muchos edificios altos en Shanghái están completamente llenos de luces como en Las Vegas.  Las luces cambian de color cada minuto, como si fueran árboles navideños. Tres puentes y más de veinte túneles cruzan el rio Huangpu. Mención especial para el puente Lupu, el puente de arco más grande del mundo, ganador del premio de arquitectura IABSE 2008 como una de las construcciones arquitectónicas más impresionantes del mundo. Este puente todo lleno de luces que se divierten jugando al rojo, verde, lila y luego todo el arco se vuelve un arcoíris.

Esta  formidable ciudad de más de veinte millones de habitantes tiene un tráfico extraordinariamente desordenado. Mientras viajo hacia el encuentro con unos amigos al restaurante que han reservado, me resulta difícil pensar que en esta misma urbe se desarrolló la famosa batalla de Shanghái, donde el ejército japonés derrotó de forma  aplastante al general Chiang Kai Shek, quien perdió aquí sus mejores tropas ilusoriamente esperando el apoyo occidental. De aquí los japoneses se vengaron de la gran resistencia china al moverse a Nankín, donde ejecutaron una de las orgias de sangre y violaciones más grande de la historia. Se calcula que asesinaron más de 300,000 civiles en Nankín. Actualmente a Shanghái se le conoce como la París de oriente.

En la plaza del pueblo, levantada donde antes fue un hipódromo durante la época de la colonización europea, está el museo de Shanghái, cuya entrada increíblemente es gratuita. El museo incluye diversas alas, todas dedicadas al periodo antiguo chino. Un ala de colección de monedas, otra de muebles, cerámica, caligrafía, pintura y por supuesto una colección dedicada a la escultura en jade. En un día se puede recorrer todo el museo ya que no es demasiado grande. En la misma plaza del pueblo se encuentra el Gran Teatro de Shanghái, el más importante de la ciudad y el parque Renmin.

El distrito de Pudong, actual área financiera de la ciudad, hace apenas veinte años era campo de labranza, hoy es el área más moderna, con las calles mejor delineadas en la ciudad y llena de mega edificios de arquitectura vanguardista. El maglev de Shanghai, el primer metro comercial de levitación magnética en el mundo, se desplaza a 430 kilómetros por hora desde la calle Longynag hasta el aeropuerto de Pudong. Del aeropuerto al hotel me tomó casi una hora a las 10:00 de la noche. De la calle Longyang al aeropuerto en el maglev me tomo cinco minutos. Me cuenta mi contacto en Shanghái, que hace apenas veinte años a los extranjeros se le estaba vedado mudarse a otro lugar que no fuera el área internacional, so pena de ir con sus huesos a la cárcel si un vecino lo denunciaba. Hoy los extranjeros pueden mudarse en cualquier lugar de la ciudad. Al igual que en el resto de China, salvo Macau, están prohibidas las apuestas. Entonces los grupos de hombres que vi en  las esquinas de cuclillas fumando y jugando barajas con los fajos de renmimbis sobre la tabla de juegos, fueron ilusiones ópticas.

Al igual que en Ámsterdam, las bicicletas, que no son tantas como en Beijing, y las motos, que son más de las que quisiera sortear, se comportan como las personas, ya que se mueven por las aceras en vez de hacerlo en la calle, aunque en algunos lugares muy congestionados se tiran a la calle en contra de las leyes del tránsito. Los taxistas, por su parte, visten de saco.

A nivel económico, a pesar de entrar a las reformas económicas mucho después que otros sectores del sur de China, Shanghái se convirtió rápidamente en la más importante economía, no solo del sur, sino de gran parte del mundo. El puerto de Shanghái es el de mayor movimiento de carga en el mundo y el segundo en movimiento de contenedores después de Singapur. La bolsa de valores no está abierta a todas las inversiones extranjeras y aun así es la segunda de Asia. Shanghái es sin lugar a dudas el mayor centro comercial y financiero de China.

A partir de las reformas en 1992 esta ciudad, una de las manejadas directamente por el gobierno central de Beijing, ha observado aumentos colosales en su PIB de más del 10% anual.

Finalmente me regresa la grata impresión antes sentida en Hong Kong, al no ver personas obesas, salvo una que otra con sobrepeso, pero nada que ver con la cantidad de jóvenes y adultos extraordinariamente obesos que se ven comiendo doble hamburguesas con queso y beicon en las calles norteamericanas, especialmente en New Orleans.

Si te pareció interesante, te recomiendo:

NEW ORLEANS: CAJUN Y ZYDEKO
LAS VEGAS: UNA CAJA DE SORPRESAS
AMSTERDAM: LA CIUDAD DE LAS BICICLETAS
LA GRAN MURALLA CHINA
RALEIGH NC
NEW ORLEANS
KENTUCKY
DESAPARECEN LAS ANTILLAS HOLANDESAS
PARIS: UN MUSEO AL AIRE LIBRE
ORLANDO Y LOS SEMINOLES
LA MARSELLESA
CAROLINA
MAYAIMI
VIVA LAS VEGAS
BORINQUEN


No hay comentarios:

Publicar un comentario