LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

20 de octubre de 2016

LA CRISIS DEL SEGURO SOCIAL: PARTE III CONCEPTUALIZACIÓN

Por: Felipe Argote

Tenemos pues dos programas: el viejo 100% solidario denominado de beneficio definido y el mixto que entra en escena en 2005 con la ley 51.

El viejo por tendencia natural se queda sin cotizantes, mientras el Sistema Mixto cada vez tiene más cotizantes pero seguirá sin tener jubilados, hasta que aquella generación menor de 35 años en el año 2005, cumpla 57 años las mujeres y 62 los hombres, siempre que no varíe la edad de jubilación. Esto es entre el año 2027 y 2032.

El problema critico actual es la generación que sigue pagando seguro social pero se encontrará entre 2025 y 2030 que los fondos se agotaron, consumidos por la generación que ya está jubilada, muchos de los cuales se acogieron a jubilaciones especiales, en donde eran capaces de jubilarse desde los 43 años. Aunque durante el periodo de su jubilación especial hasta su edad efectiva de 57 o 62 sus jubilaciones eran cubiertas por el estado, estos grupos beneficiados dejaron de aportar durante todo este periodo y ahora permanecerán cobrando por un periodo de 25 años más en promedio.

Para cubrir este déficit crítico que en su cénit puede llegar a 3,500 millones de dólares en un año podemos, como sostienen algunos, elevar la edad de jubilación del grupo que sigue pagando, pero esto solo beneficia a los actuales jubilados que han disfrutado de su retiro por muchos años, para que garanticen su cobro hasta el día de su desaparición física, o sea que la crisis se pospondrá tanto años como se aumente la edad de los actuales cotizantes, pero éstos al momento de su retiro tampoco verán su sacrificio convertido en jubilación para ellos. Igual sucede si se le eleva el porcentaje cotizado que actualmente es de 22% del salario, de los cuales el 13.5% se transfiere al programa de jubilación. Esta medida además tendría un efecto inflacionario.

Por su parte, la elevación del aporte y la edad de jubilación de los cotizantes del sistema mixto que ahora tienen menos de 45 años no tendrá mucho efecto ya que estos aportan a este sistema tan solo sobre los primeros 500 dólares de su salario, por lo que el aumento en la cuota pasaría en su mayoría a su propio cuenta. Un aumento de dos puntos en el aporte representaría apenas 10 dólares adicionales por mes para el sistema solidario en crisis. Esto a menos que se proponga regresar al sistema solidario 100% y pasar los fondos del sistema mixto al sistema solidario. Esto pospondría la crisis tal vez hasta el 2038 pero en ese momento el déficit seria tal, que el estado tendría que reducir en forma impresionante los montos pagados a los jubilados para evitar el colapso financiero, ya no del seguro social sino del país.

El sistema mixto, en donde parte de los aportes van a su cuenta individual, tienen como
elemento conveniente que desmotiva a los aportantes a procurar beneficiarse de jubilaciones especiales, cubiertos por el resto de los cotizantes, ya que los montos recibidos por retirarse a temprana edad serían tan bajos que los asegurados preferirían seguir aportando por más tiempo, a sabiendas que es su propio fondo y que no pierde ingresos por evitar sacar los depósitos antes. Sin embargo hay que tomar en cuenta que este sistema es mixto porque transfiere de lo aportado para jubilación actualmente 13.5% de los primeros 500 dólares de salario al sistema solidario. En 2005, cuando se aprobó la ley 51, el salario mínimo era casi la mitad del actual, por lo que todos los que ganaban salario mínimo y muchos de quienes lo duplicaban seguían garantizando su ingreso proporcional al salario. Al elevarse el salario mínimo y no aplicarse una indexación por inflación cada vez más participantes están por encima de estos 500 dólares. Este monto entonces debió ser variable y no fijo para evitar que suceda en Panamá lo que pasa ahora con el fondo de pensiones en Chile, donde muchos jubilados se retiran con menos de la mitad del salario mínimo.

Debemos pues a mi juicio acudir a resolver el problema del sistema solidario o de beneficio definido ahora, a diez años de su colapso, sin modificar el sistema mixto, salvo los 500 destinados al solidario que debe ser un monto variable, sujetado a la variación del salario mínimo, posponiendo la discusión de la modificación de la edad de jubilación a posteriori de la resolución de este problema, que es eminentemente financiero.

Luego de resolver este asunto podemos regresar a discutir la edad de jubilación a los asegurados del sistema mixto ya dejándolas ver las cifras que le corresponderían si insisten en jubilarse a temprana edad. No creo que debemos incluir en ningún caso la elevación de la cuota salvo mediante la decisión soberana y unilateral del asegurado que desea aumentar sus aportes en el componente individual voluntariamente.

Si te pareció interesante, te recomiendo:
LA CRISIS DEL SEGURO SOCIAL PARTE I EL SISTEMA SOLIDARIO
LA CRISIS DEL SEGURO SOCIAL PARTE II EL SISTEMA MIXTO
SISTEMAS ECONÓMICOS
EL BALANCE GENERAL
POBREZA Y EDUCACIÓN
MARGEN BRUTO
EL CANAL DE NICARAGUA
http://www.elblogdefelipeargote.net/2015/02/el-canal-de-nicaragua-por-felipe-argote.html
DESARROLLO LOGÍSTICO
O sígueme en youtube en:
ECONOMÍA EN 10 MINUTOS O MENOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada