LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

17 de abril de 2018

QUE PASA EN SIRIA PARTE III 2018


Por: Felipe Argote


En abril de 2011 se inicia la denominada fase de insurrección de la oposición política siria en donde los grupos que protestan contra la dictadura de Bachar al Asad deciden tomar las armas.
Al final de ese mismo año estos grupos en su mayoría se unifican para formar el denominado Consejo Nacional Sirio. La variante es que este recibe el reconocimiento de las potencias occidentales como grupo moderado. Con este argumento capta el apoyo de EE. UU., Inglaterra y Francia, y de algunos países árabes, en especial de Arabia Saudita que lo financia con 700 millones dólares. Esta coalición inicia entonces a poseer armas modernas para procurar el derrocamiento del gobierno de Bachar al Asad quien a su vez es apoyado por Rusia e Irán.
Contradictoriamente, este grupo se considera influenciado más por la llamada “hermandad musulmana” que recordemos que fue proscrita y su lideres encarcelados en Egipto por intentar establecer un califato proscribiendo otras religiones en los meses que gobernó y destruyendo iglesias cristianas coptas.
Adicionalmente este grupo apoyado por EE. UU. y Europa cuenta con Jabhat Fteh-alSham, el antiguo frente Al Nusra, rama de Al Qaeda en Siria, el grupo organizado por Osama Bin Laden, autor del ataque a las torres gemelas en Nueva York.
Según el Washington Post este grupo recibió de EE.UU. tan solo en 2015 la suma de mil millones de dólares en armamento.
En medio del levantamiento armado de la oposición considerada moderada por parte de occidente entra en escena una organización dirigida por un doctor en teología, graduado de la universidad de Bagdad, quien fue prisionero de las tropas norteamericana durante 11 meses y luego dejado en libertado sin cargos. Original de Samarra, Irak luego de tan solo un año de integrarse a la facción de Al Qaeda en Irak toma el liderazgo de la organización tras la muerte de Omar al Baghdadi, su predecesor. La organización se transforma en el denominado Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS). Su nombre es Ibrahim Ali al Badri al Samarari, pero tomó el nombre del primer califa del islam suegro de Mahoma, Abu Bakr al Siddiq y se autoproclamó califa.
Recordemos que Mahoma fue según el islam, un profeta a quien en el monte Hira, en el año 610
D.C. se le aparece el Arcángel Gabriel, el mismo que para los judíos se reveló a Daniel primero y a Ezequiel después. El mismo que para el cristianismo se revela ante Zacarias informándole que su esposa estéril Isabel iba a tener un hijo, Juan Bautista, y seis meses después aparece ante María para informarle que, aun siendo virgen, daría a luz un hijo que llamará Jesús. Ante Mahoma el arcángel le revela el libro sagrado denominado el Corán. Esto inicia la religión musulmana, que, junto con la católica, se disputa el mayor número de seguidores en el mundo.
Al morir Mahoma se establece una pugna por su sucesión, que se salda en un cisma que los divide entre los seguidores del suegro de Mahoma Abu-Bakr, a quienes hoy se le conoce como sunníes y los del primo y yerno de Mahoma Ali Ibn Abi Talib, casado con Fátima, la hija del profeta, a quien se le conoce como chiíes. 
Abu Bakr al-Baghdadi se declara califa el 4 de julio de 2014 en la mezquita de Mosul. El califa, según los musulmanes, es el sucesor de Mahoma sin ser considerado profeta. Es el puesto jerárquico que se disputaron el suegro y el yerno de Mahoma en el siglo VII. 
ISIS se organiza como ejército, al que se adhieren varios generales del ejército iraquí con sus tropas, generales del ejército de Sadam Hussein y buena parte de los grupos alzados contra el dictador sirio Bachar el Asad con el armamento entregado por EE.UU.  y Arabia Saudita.
Ante la nueva situación, tanto el ejército sirio, apoyado por Rusia e Irán, como el de la coalición apoyada por las potencias occidentales, se concentra en derrotar a ISIS en sus plazas fuertes. En el caso del gobierno sirio la prioridad es obvia y en caso de la coalición anti Bachar el Asad, tenía que evitar el desplazamiento por parte de ISIS de su territorio controlado y evitar la deserción de sus tropas. Interesante que se calcula que entre 15,000 y 20,00 soldados del ejército de ISIS son combatientes extranjeros. Se calcula que 1,5000 son franceses, 3,300 de otros países europeos y 100 estadounidenses.
En septiembre de 2015 Rusia entra en combate directo en la guerra a solicitud del gobierno
sirio. También se integra Irán a defender con efectivos al gobierno sirio.
Poco más de 2 años después, en diciembre de 2017, el ejército ruso informa que ha derrotado a ISIS y que no existen combatientes del estado islámico en territorio sirio. Esto cambia la situación y pone de nuevo en la mira de Bachar al Assad a la coalición rebelde apoyada por EE. UU. Arabia Saudita y Turquía. Por su parte el ejercito iraquí, con ayuda norteamericana, derrota a ISIS en Irak.
Esto nos lleva a la Situación actual
El 7 de abril de 2018 el ejército sirio ataca el último bastión rebelde en Damasco del denominado “Ejercito del islam, Yeish al-Islam, parte del denominado Frente islámico, apoyado y financiado por Arabia Saudita. Esto, ante la negativa del grupo de salir sin armas pesadas de Duma. El sábado a las 4 de la tarde en la Calle Omar bin Al Jatab se informa de civiles con síntomas de sofocación. Se acusa al gobierno de ejecutar un ataque con armas químicas.
El día siguiente los rebeldes deciden aceptar la condición y salir de la ciudad. El “ejército del islam” ha contado con 45,000 combatientes en su mayor auge. Su tendencia es “salafista”, una tendencia musulmana conservadora radical que no acepta la libertad de religión. En 2013, al tomarse la ciudad de Adra, asesinaron por igual mediante el fusilamiento o por decapitación a drusos, cristianos y musulmanes de la corriente ismaelí. Muchos de estos grupos radicales se enfrentan a la dictadura de Bachar al Assad por ser un gobierno secular, no religioso, que se niega a establecer al Corán como la ley del país, y no por tratarse de una dictadura apoyada por los rusos.
Ante la acusación de ataque químico EE. UU. Inglaterra y Francia disparan 105 misiles a tres edificios previamente desocupados tras dar la información a los rusos de donde iban a descargar los misiles. Eran los lugares en donde supuestamente se cocinaron las armas químicas que fueron disparadas en Duma.
No intento entrar a deslindar si el ataque químico es o no cierto. Tampoco si se justifica o no una descarga de misiles de tres países a tres edificios deshabitados como castigo.
En Siria han muerto en estos 7 años de guerra medio millón de personas, la mayoría civiles. En
este periodo 10 millones de personas, la mitad de la población siria, ha sido desplazado por la guerra. Se han gastado miles de millones de dólares en armas y municiones por parte de Rusia, Irán, Arabia Saudita, EE. UU. Francia, Inglaterra y la misma Siria.
Si se llega a la conclusión que no fue un ataque químico, sino que los muertos y heridos de Duma murieron por misiles lanzados por el ejército sirio, se pedirán las disculpas diplomáticas? Será menos trágico para los sobrevivientes saber que la muerte de sus seres queridos no se debió a gas sarín?
Algunos dirán que los occidentales están más preocupados con que Rusia no se quede con el petróleo y en cambio que lo tengan las empresas norteamericanas.  Aunque detrás de toda guerra o conflicto subyace siempre un interés económico, en este momento yo no creo que esta sea la prioridad.
Creo en cambio que ante la derrota de ISIS el gobierno sirio enfila sus cañones hacia los insurgentes musulmanes financiados por los países occidentales, antes que los miles de combatientes del estado islámico que quedaron en el aire decidan sumarse a lo que queda. Por parte de Estados Unidos y Europa la preocupación es otra. Si por cada combatiente se necesitan diez simpatizantes que los sustenten, la derrota de los insurgentes sacará de Siria una avalancha de medio millón de personas que enfrentaron a la dictadura y que seguramente no tendrán esperanzas en que se le perdone la vida. Muchos de estos miles de musulmanes fanáticos anticristianos huirán hacia Europa y Estados Unidos.
Mientras estos países insisten en que el gobierno se siente en la mesa y negocie una salida al conflicto, Bachar al Asaad y sus aliados rusos no quieren ceder. El ataque de misiles lo que pretende es presionar a los gobernantes sirios y rusos, para que se queden con los combatientes derrotados que se han convertido en sus incómodos aliados. Bachar al Asaad, sin embargo, no quiere a estos terroristas en su territorio y prefiere desembarazarse de ellos y que huyan desordenadamente hacia los países de las potencias occidentales.
Si te pareció interesnte te recomiendo
Si te pareció interesante, te recomiendo:
QUE PASA EN SIRIA I
QUE PASA EN SIRIA II
QUÉ PASA EN EGIPTO
http://elblogdefelipeargote.blogspot.com/2011/02/que-pasa-en-egipto.html
QUE PASA EN PARAGUAY
QUÉ PASA EN CHECHENIA
QUÉ PASA EN COREA
WIKILEAKS PANAMA

https://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss_1?url=search-alias%3Daps&field-keywords=felipe+argote&rh=i%3Aaps%2Ck%3Afelipe+argote

No hay comentarios:

Publicar un comentario