LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

2 de abril de 2018

ADMINISTRACIÓN POR TRIUNFOS Y RÉPLICAS


Por Profesor Felipe Argote
Economista y Administrador de Empresas


Existen muchos sistemas administrativos, casi tantos como métodos de liderazgo. Muchos administradores son líderes que como a mí les gusta trabajar organizando grupos, procesos horizontales, no verticales, a otros le anima una administración vertical, como en los ejércitos y grupos religiosos. A otros en cambio les gusta establecer contradicciones entre sus subalternos y luego salir como Luis Bonaparte, (no confundir con Napoleón Bonaparte), con un sistema bonapartista en donde el jefe sirve de árbitro entre las partes para llegar a decisiones mediante la contradicción y la negociación.

Existe el sistema administrativo en que el jefe siempre busca la parte negativa, siempre encuentra “las razones para estar triste”. Busca siempre donde están los fracasos y establece mecanismos para mejorar la situación.
Podemos enumerar muchos otros, pero ocuparía demasiado en espacio en el artículo y no es el objetivo en este momento.

Yo propongo un método que me ha servido mucho en mi experiencia de décadas como administrador de empresa en un país tropical y subdesarrollado.
A este le llamaré: Administración por triunfos y réplicas

Mi esposa Carmen, socióloga, hace algún tiempo me comentó sobre algunos proyectos en la región Ngäbe-Buglé para procurar reducir el nivel de desnutrición y por tanto mortalidad infantil en la comarca. La mayor parte de las organizaciones no gubernamentales llegaban a la comunidad designada y de inmediato ubicaban los casos mas graves de desnutrición en niños y establecían mecanismos para mejorar su situación, educando a la familia sobre cómo mejorar su alimentación. De hecho, en muchas comunidades ngäbes la desnutrición había sido reducida, pero no en cantidades que fueran visibles en una gráfica de barras. Sin embargo, una organización había establecido un método que mostraba frutos importantes en una comunidad alejada en donde la reducción de la desnutrición había mostrado cifras significantes.

Al ser cuestionado el grupo no gubernamental sobre las razones de su buena ejecución, la respuesta fue demasiado sorprendente. La ONG, en lugar de ubicar a los niños con mayor desnutrición, procuró situar a aquellos niños que no mostraban desnutrición en el pueblo. Se percataron que había una proporción del 5 al 10 por ciento de niños con bajos niveles de desnutrición. Estando en campo pasaron a entrevistar a las familias para conocer las razones de esta situación que en estadística sería el margen de error.  Las entrevistas mostraron que las familias minoritarias en lugar de solo comer el arroz, la yuca o los otros tubérculos con café para reducir la fatiga introducían en la dieta cualquier tipo de carne ya sea de sardinas, conchas de los ríos o carne de monte, que revolvían con el arroz, la yuca o el plátano. Con esto las familias adquirían además de cereales y almidones las proteínas que reducían el riesgo de enfermedades, disminuyendo de paso las posibilidades de desnutrición. Al replicarlo en la misma comunidad, con la confianza que da ser parientes y vecinos, el resto de la comunidad asimiló la experiencia con el corolario de reducir la desnutrición que se hizo evidente en el semblante de los niños a corto plazo.

Antes de ser consciente de este método, en donde en lugar de ver los fracasos en la empresa ubicamos los triunfos y luego lo reproducimos en los otros departamentos o sucursales, ya lo utilizaba empíricamente como método de administración. Por supuesto esto no significa olvidar la reparación de fallas o mejorar estructuras si las encontramos, se trata de hacer énfasis en los que hacemos bien y tratar de replicarlo en lugar de solo ver fallas y deprimirnos. Se tata de algo si como benchmarking interno. La replica en los otros departamentos se facilita cuando en lugar de un especialista traído de afuera son sus propios compañeros y compañeras de trabajo quienes corroboran la bondad y el resultado positivo de una práctica.

Me sorprendió hace poco, al escuchar una brillante exposición del experto en corrupción Robet Klitgaard en la cena de los 60 años de Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, (APEDE) que relataba un caso similar de triunfo y réplica en una comunidad vietnamita. Klitgaard, en efecto refirió cómo en una comunidad vietnamita con problemas de desnutrición en lugar de situar a las familias con problemas, que eran la mayoría, lo que ubicaron fue a las familias de la comunidad que no sufrían de desnutrición. Al descubrir las razones, la replicaron con éxito entre sus vecinos.
En este modelo de administración no basta descubrir los triunfos, es necesario comprometer a los colaboradores para replicarlos. De nada sirve tener la respuesta si no se logra convencer a quienes deben implementarlas, por tanto, la motivación es parte integral de este proceso.

Si te pareció interesante, te recomiendo:
LA CRISIS DEL SEGURO SOCIAL PARTE I EL SISTEMA SOLIDARIO

LA CRISIS DEL SEGURO SOCIAL PARTE II EL SISTEMA MIXTO
LA CRISIS DEL SEGURO SOCIAL PARTE III CONCEPTUALIZACIÓN
SEGURO SOCIAL. COMO RESCATAR SU ADMINISTRACIÓN
EL PRESUPUESTO EN EDUCACIÓN 2017
LA ECONOMÍA NORTEAMERICANA EN LA ERA TRUMP
SISTEMAS ECONÓMICOS
EL BALANCE GENERAL
POBREZA Y EDUCACIÓN
MARGEN BRUTO
EL CANAL DE NICARAGUA
DESARROLLO LOGÍSTICO
EL VIAJE DE VARELA A ALEMANIA




No hay comentarios:

Publicar un comentario