Entradas populares

12 de septiembre de 2019

PRESUPUESTO 2020 QUIEN GANA QUIEN PIERDE PARTE I


Por: Profesor Felipe Argote

Este análisis del Proyecto de Presupuesto del año 2020 debe servir como herramienta de discusión tanto entre especialistas como neófitos y neófitas de los modelos económicos y la forma en que se expresan en el presupuesto.

En el breve estudio alrededor de la crisis de la Caja de Seguro Social publiqué cuatro partes a razón de una parte por semana, como una telenovela. En esa oportunidad dado lo critico del tema y el reducido tiempo para su discusión publico los cuatro partes juntas como si se tratara de una serie de Netflix.  Espero que le sea útil.

PARTE I NO HAY CONTRACCIÓN DEL GASTO

Existe una evidente desaceleración de la economía. El nuevo gobierno ha tenido dos opciones generales ante la parsimonia del sector privado: reducir los desembolsos para lograr balance contable o bien impulsar la economía con incentivos para aumentar el PIB. El gobierno se decidió por contraer el desembolso. Una vez tomada esta decisión tenía dos opciones: reducir el gasto o reducir las inversiones. Se decidió por reducir las inversiones.


Pero luego aumenta el gasto debido a las presiones de los copartidarios que exigen la retribución de sus esfuerzos de campaña. Decisión equivocada. De tomar la decisión de impulsar las inversiones tendríamos una reactivación económica como se prometió en campaña, cuando nunca se dijo que la política económica era la de la Escuela de Chicago de balance fiscal a costa de reducir inversiones. Al tener una reactivación económica sus activistas en gran número hubieran adquirido un empleo en el sector privado y no serían una carga laboral ineficiente en un aparato estatal sobrecargado.


El cuadro 1 arriba muestra la evolución de los gastos corrientes y los gastos de capital desde 2015 hasta el proyecto presupuestario de 2020. Luego tenemos los pagos de intereses de la deuda y los pagos en amortización de la deuda. La suma de capital más intereses pagados es el servicio de la deuda.

En la primera línea vemos que los gastos corrientes aumentan en 218 millones. Esto es un aumento de 2% con respecto al 2019. Entonces no es cierto que existe una contracción del gasto.

Los gastos de Capital, en cambio, en donde se ubican las inversiones, bajan en 1,319 millones de dólares. Esto es un aumento del 15% con respecto al año anterior.

El servicio de la deuda es el que muestra un mayor aumento ya que se acrecienta en 1,308 millones de dólares lo que representa un aumento del 27% con respecto al año actual.

En cambio, las inversiones del estado en el año 2020 se van a reducir en 1,309 millones de dólares, lo que representa una caída de 15%.


El presupuesto en efecto será menor que el del año 2019 en 353 millones de dólares, lo que representa una reducción del 1%. Pero ya el gobierno de Varela había reducido el presupuesto con respecto al 2018 en 199 millones de dólares que representó en su momento una reducción de 1%.

El mismo cuadro 1 permite observar que el servicio de la deuda aumenta en términos absolutos en 748 millones de dólares mientras que las inversiones bajan en 1,309 millones.


La grafica 1 muestra la tendencia hacia arriba del presupuesto de Gastos. La tendencia la refleja la línea roja. Esta tendencia alcista infiere que no hay contención de los gastos corrientes. Esta tendencia al alza es menor que el último año, pero mayor al del año 2016.

La grafica 2 muestra el presupuesto de inversiones desde el año 2015 hasta el presupuesto presentado como proyecto en para 2020. La línea de tendencia en rojo muestra claramente que la propensión es a la caída o reducción de la inversión aun por debajo de 2015, el de menor inversión absoluta. Ese año la inversión fue presupuestada en 7,898 millones. Para el 2020 solo se presupuesta 7,688 millones dólares.


En la gráfica 3 resulta elocuente la tendencia hacia arriba del presupuesto destinado al pago de la deuda en detrimento de los otros sectores. La línea roja que marca la tendencia permite observar que el salto es muy alto entre el año 2019 y 2020.


En referencia al PIB y tomando como buena la perspectiva de 5% de crecimiento de las instituciones financieras internacionales tendríamos que se le pretende dedicar un 15% del PIB al servicio de la deuda El cuadro 2 muestra que en el último quinquenio el servicio de la deuda ha representado un porcentaje de alrededores del 12% del presupuesto, con reducción al 9% en los años 2016 y 2017. Actualmente en el proyecto de presupuesto del 2020 se le dedica un 15% del presupuesto a pago de deuda de lo cual mas de la mitad es amortización.


Esto es una política consciente de los defensores de la escuela de tendencia económica llamada Escuela de Chicago que priorizan pago de deuda antes que medidas anticíclicas cuando la economía está desacelerada. Esto es que prefieren bajar la relación Deuda/PIB con la reducción de la deuda en lugar de la elevación del PIB mediante incentivos a la economía.

Si te pareció interesante te recomiendo:

PRESUPUESTO 2020 PARTE II
EL CONTROL DE PRECIOS LO PAGA LA CLASE MEDIA
http://www.elblogdefelipeargote.net/2014/07/el-control-de-precios-lo-paga-la-clase.html
EL CONTROL DE PRECIOS EN LA CANASTA BASICA
EL SISTEMA ECONÓMICO ESCLAVISTA
EL SIERVO DE LA GLEBA
SISTEMA PRIMITIVO
EL CANAL DE NICARAGUA
DESARROLLO LOGISTICO Y EL FUTURO DE LA ECONOMIA PANAMEÑA
COMO HITLER TRANSFORMÓ A ALEMANIA EN UNA POTENCIA ECONÓMICA





No hay comentarios:

Publicar un comentario