LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

18 de junio de 2011

EL DIARIO DE ANA FRANK

Por: Felipe Argote


Annelies Marie Frank Hollander nació en 1929. Era hija de Otto Frank y Edith Hollander. Tenía una hermana, Margot, tres años mayor que ella. Tanto Ana como toda su familia habían nacido en Alemania donde el padre, Otto, era un próspero industrial de la industria alimenticia. Otto se dedicaba fundamentalmente a la producción de congelante para gelatina y mermeladas. Al subir el nazismo al poder en Alemania comprendió que era un muy mal lugar para levantar a su familia por su religión judía, así que tomó junto con su esposa e hijas rumbo norte hacia Ámsterdam.

En Holanda adquirió un edificio de cuatro pisos en donde instaló en la planta baja la maquinaria para producir su mercancía y en el primer alto las oficinas administrativas. Esto dejó sin uso los dos pisos de arriba y una buhardilla superior como casi todas las casas en Ámsterdam tenían.

En 1940 los nazis se tomaron Holanda en cinco días e inician la persecución de los judíos. Cuando Margot, la mayor de sus hijas, es llamada para cumplir trabajos para los nazis en Alemania, Frank tomó una decisión radical: convocó a su asistente Miep Gies y a su empleado Johannes Kleiman para informarle su decisión de esconderse junto con su familia y socios en los dos pisos superiores de la fábrica. Estos le dieron su inmediato apoyo. Así se inicia el encierro de los Frank en la llamada “casa de atrás” por ser el nombre dado por Ana en su diario, aunque realmente quedaba arriba de la fábrica.

Ana, su hermana Margot, su padre Otto, su madre Edith, junto con un socio Hermann Van Pels, su esposa Auguste y su hijo Peter, tres años mayor que Anna, vivieron escondidos durante dos años en los pisos superiores mientras sus protectores trabajaban en la fábrica y proveían de alimentos a los perseguidos.

Durante este tiempo, que dura dos años Anna, de tan solo trece años al momento de su encierro, escribe su libro, un diario que detalla las relaciones y la evolución de los días en su escondite, sus frustraciones, sus esperanzas y la incomprensión de un mundo sumido en el salvajismo y la insensatez de la guerra, que le oprime y que le prohíbe ser joven, ser libre. Allí llega a la edad de los quince años encerrada, allí reciben la notica de la invasión de Normandía por el ejército aliado y le brinda la esperanza de libertad.

Sin embargo la realidad es más cruel que cualquier película dramática. El escondite fue ubicado por una columna de la temible SS. El 4 de agosto de 1944 una columna comandada por el SS Oberscharfuhrer Karl Silverbauer se desplazó del cuartel general a escazas cuadras del escondite de los Frank tras una información dada por un traidor holandés.

La familia Frank y sus amigos fueron apresados y llevados por caminos diferentes donde fueron muriendo uno a uno. Herman Van Pels, tres días después de llegar al campo de Auschwitz fue seleccionado en presencia de su hijo y su amigo Frank para la cámara de gas. Peter, su hijo, fue llevado al campo de concentración de Mauthausen en Austria donde murió tres días antes de la liberación. Fritz Pfeffer murió en diciembre de 1944 en el campo de Neuengamme de disentería; Auguste la esposa de Herman Van Pels murió de camino al campo de concentración de Theresienstadt; Edith, la madre de Anna y Margot, murió en el campo de concentración de Auschwitz luego de que sus hijas fueran alejadas de ella y llevadas al campo de Bergen-Belsen. Edith murió de inanición al perder la estabilidad emocional y guardar la poca comida que recibía para sus hijas, que sin embargo ya habían sido llevadas a otro campo. Margot, la hermana de Anna, murió de tifus en marzo de 1945.

Anna Frank murió de tifus tres días después que su hermana convencida que era la última sobreviviente de la familia. Dos semanas después el campo fue liberado por tropas británicas. De más de 100,000 judíos apresados en Holanda tan solo 5,000 sobrevivieron.

Otto Frank, el padre de Anna, fue uno de éstos y el único sobreviviente del grupo escondido en la fábrica de mermelada. Otto regresó a Ámsterdam luego de la liberación. Se dedicó a publicitar el diario de su hija que recibió de manos de su asistente Miep Gies quien lo encontró desparramado en el piso del escondite después de que sus ocupantes fueron llevados a la fuerza.

El diario de Anna Frank ha sido traducido a muchos idiomas y es uno de los libros más leídos.

Si te pareció interesante, te recomiendo:


FREDDY MERCURY
HERSILIA RAMOS DE ARGOTE
OLGA SINCLAIR: MUJER DESTACADA DEL AÑO
http://www.elblogdefelipeargote.net/2011/03/olga-sinclair.html 
MARIO VARGAS LLOSA: NOBEL DE LITERATURA



4 comentarios:

  1. increible historia y como dices
    "la realidad supera ala ficcion"

    ResponderEliminar
  2. DRAMATICO LOS NIVELES DE SALVAJISMO A LOS QUE LLEGA LA HUMANIDAD

    ResponderEliminar
  3. Este libro fue falso, esta historia nunca lo escribio ella... sin mencionar que la "unica prueba" del mencionado libro, estaba escribo " a mano" con boligrafo (ballpoint pen) fue usado por las masas desde los 50', ademas de tamaño, tipo de papel, cantidad de hojas, cantidad de páginas escritas, espacios en blanco, elemento de escritura, encuadernación, etc... lo han convertido en la falsedad literaria mas grande de la historia, creada por Otto Frank.

    Saludos Profe, me voy antes que me hagan juicio! jajaja

    ResponderEliminar
  4. Eso es intrascendente. En el caso de que fuera cierto aquello que afirmas sin poder tu tampoco comprobarlo ya que seguro no eres grafólogo ni sabes de tintas. Solo lo leistes en algun lado y te gustó, pues lo importante es el mensaje de algo tan dramático. Tener que esconderte con tu familia dos años en un desván solo por tener una raza o religión diferente, porque si te encuetran te hacen morir a tus hijas y esposa en un campo de concentración. Ese es el mensaje... zopenco.

    ResponderEliminar