LO ARTÍCULOS MAS LEIDOS

1 de junio de 2011

CARNERO DE PANURGO

Por: Felipe Argote



Una vez más regresemos al análisis de algunas frases hechas de las cuales existen casos en que no se conoce su procedencia, pero se citan deliberadamente a fuerza de la costumbre.

Ahora recordé que un término que se utiliza algunas veces para referirse a aquellos individuos que tienden a la genuflexión, de poco carácter, que siguen como ovejas a un líder, los que siguen mansamente lo que alguien les dice que hagan, los que defienden a un superior aunque este esté equivocado. Estos son los de los que se dice que actúan como carneros de Panurgo.

Pues bien esta es la interesante historia:

Gargantúa
Un escritor francés llamado François Rebelais quien vivió en el siglo XVI escribió cinco libros muy populares debido a su contenido de violencia, sátira y aventuras. Los personajes de Rebelais eran: Gargantúa y su hijo Pantagruel. Según algunos de sus libros estos eran unos gigantes al punto que en una ocasión el narrador vive en la boca de Pantagruel por seis meses, sin embargo en otros este es capaz de entrar a una corte en donde actúa como defensor de un caso.

Lo de gigante puede haberse establecido por Rebelais para mostrar un par de personajes con un apetito fuera de lo normal. Tanto es así que actualmente se utiliza el término banquete pantagruélico para definir una gran comilona. Todavía en Europa se hacen juegos de muñecos de Pantagruel en donde los niños se zurran desde su boca.

Sin embargo el término Carnero de Panurgo es tal vez el más citado de los libros de Rebeláis. Esto se da en una de las hilarantes historias de la serie.

Pantagruel
Durante un viaje por mar, tuvo Pantagruel, el hijo de Gargantúa, una discusión con un comerciante llamado Panurgo. Para vengarse de él le compró uno de sus carneros y lo precipitó al agua. Los balidos del animal arrastraron a todos los carneros del comerciante, que se arrojaron al mar tras él, pese a los desesperados esfuerzos de Panurgo para contenerlos.

Desde ese momento esta frase se aplica a aquellos que siempre andan a la moda sin importar si les luce y a los que imitan lo que ven hacer, aunque resulte peligroso para ellos.

Rebelais fue un crítico de la época al punto de hacer mofa de la iglesia y de sus altos niveles de corrupción. Se inventó, siempre utilizando a sus personajes Pantagruel y Gargantúa, la abadia de Thelema que según sus libros fue construido por el gigante Gargantúa, pero a diferencia de los demás monasterios poseía una alberca, tenia servicio de mucamas pero ningún reloj, porque el lema de esta abadía era: haz tu voluntad. No en vano se le endosa a Rebelais con el anarquismo.

La abadía de Thelema
En el fondo había una filosofía basada en una utopía o sociedad ideal en donde cada uno puede hacer lo que considera sin ser abrumado por las reglas. Los monjes de esta abadía dormían, bebían, trabajaban y comían cuando se los pidiera el cuerpo.

Lo interesante es que Rebelas fue un monje franciscano y luego dominico, aunque finalmente colgó la sotana para estudiar medicina en la universidad de Lyon donde se graduó como médico. Fue en ese entonces en que inicio sus publicaciones. Esto ocurrió en el siglo XVI y seguramente no intuyó que su frase carnero de panurgo iba a trascender por tantos siglos



Si te pareció interesante, te recomiendo:
LA BIBLIOTECA DE ALEXANDRIA
APOLOGÍAS Y FILÍPICAS



No hay comentarios:

Publicar un comentario